Barner, os contamos todo sobre las gafas de luz azul

Barner

Están de moda y con razón, hemos probado unas gafas de luz azul, en concreto las de la marca Barner y tengo que decir que estoy francamente contento. Tanto por el uso de las gafas de luz azul que no lo solía hacer, como por la marca y la calidad de las mismas. En este caso, nosotros hemos probado el modelo Le Marais, en su modelo Bright Sky. Cuenta con tres modelos diferentes, uno circular, otro rectangular con las esquinas algo redondeadas, y otro que podríamos decir que es intermedio. Por decirlo de alguna manera. Todos los modelos cuentan con diferentes acabadas, y la verdad es que todos son muy bonitos. Esto es para gustos, y cada uno puede escoger lo que más le guste o se adapte.

Tengo que reconocer que en The Groyne hemos probado bastantes gafas, solían ser de sol, y estas son las primeras de luz azul que probamos, pero hemos hablado bastante de gafas. Estas podemos decir que están en el escalón superior de calidad de acabados. Me han gustado mucho los materiales, y los detalles de la marca. El plástico mate es muy chulo, la gafa se ve bastante sólida, el detalle de la punta de las patillas en blanco, queda muy bien. La verdad es que estas Barner están bien fabricadas mires por donde las mires.

Además comentar que en este caso la marca siempre vende sus gafas con una funda de espuma, no es muy dura, pero será suficiente para el día a día. Además de contar con una pequeña correa para aquellos que sean algo patosos. También tenemos un pañuelo de microfibra. La experiencia global es más que positiva.

Cómo he usado las gafas

Barner
Foto de Ruben Ulloa | The Groyne

La prueba de las gafas ha sido en tres fases, por decirlo de alguna manera. Por un lado una fase, donde solo usaba las gafas cuando sabía que iba a estar mucho tiempo delante de la pantalla del ordenador, varias horas, editando fotos, vídeos o escribiendo artículos largos. La segunda fase, si me sentaba en el ordenador –y la que he decido que será mi nueva normalidad–, dejando las gafas en el escritorio, y si me siento a hacer cualquier cosa en el ordenador, las uso, aunque solo sea ver un vídeo, escribir unos mails, cualquier cosa. La tercera fase, la más intensa, donde las he usado siempre delante de una pantalla, móvil incluido.

Tengo que reconocer que en la primera fase no noté grandes cambios, sí que los días que editaba mucho tenía los ojos muy cansados, y con las gafas no pasaba, pero seguía usando muchas horas las pantallas sin ellas. En las otras dos fue diferente, ya solo controlar el uso del ordenador, yo que suelo pasar entre 4 y 10 horas delante de él, tengo que reconocer que el cambio era bastante evidente. En la tercera fase aún era más claro ese “descanso” de los ojos, pero no estoy dispuesto a pagar el peaje de usar las gafas todo el tiempo que tenga una pantalla delante. Soy miope y ya me llega hacerlo con las otras fuera de casa o la oficina.

Ventajas de usar las gafas de luz azul

Barner
Foto de Ruben Ulloa | The Groyne

La verdad es que he notado una serie de cosas. La primera es que se me cargan mucho menos los ojos. Puede ser por varios factores, uno por las propias gafas y otro por usar gafas. Sea cual sea la razón, las gafas para luz azul Barner son efectivas. Me han ayudado a que al final del día note los ojos menos pesados, más descansados y en general tenga una mejor experiencia. Lo cierto es que suelo tener bastante problemas en este sentido, y ahora son menos. Pensad que editar un vídeo durante unas 10 horas puede ser bastante cansado para los ojos.

Aunque donde más he notado las ventajas de usar unas gafas con filtro de luz azul ha sido en el descanso. A veces me costaba bastante dormir, y la verdad es que mucho menos. Evidentemente lo he notado más cuanto más usaba las gafas a última hora del día. En la que yo he denominado fase 3, llegaba a llevar las gafas hasta la cama, cuando estaba mirando las últimas noticias del día antes de ir a dormir, y ahí es donde realmente sí que he notado una gran diferencia. En las otras situaciones quizás sí que tengo más facilidad para coger el sueño, pero evidentemente la diferencia es menor.

Opinión usando unas gafas de luz azul

Barner
Foto de Ruben Ulloa | The Groyne

En definitiva, todos aquellos que estéis muchas horas delante de una pantalla de ordenador, que uséis mucho el teléfono o que uséis diferentes dispositivos con pantallas, unas gafas de luz azul son una gran ayuda. Además por lo que hemos podido comprobar todos los beneficios que se dicen de ellas son reales. A algunos os funcionarán mejor que a otros, pero a mí me han ido muy bien.

Y hablando exclusivamente de Barner pues la verdad es que estamos muy contentos. Una gran calidad de fabriación, varios modelos que se adaptan a la forma de la cara de cada uno y en general una buena experiencia. Puedo recomendar la marca sin miedo, me han gustado a nivel personal, y si en algún momento necesito comprarme unas, iría a por ellas porque me han ofrecido garantías.

Barner
Foto de Ruben Ulloa | The Groyne