Siempre me ha parecido que los juegos de mazmorras son absurdamente entretenidos, así que cuando me enteré de qué iba Enter the Gungeon no dudé en hacerme con él. Y me parece que me he topado con uno de los mejores videojuegos de mazmorras de todos los tiempos.

Enter the Gungeon

El juego ha sido desarrollado por el estudio independiente Dodge Roll y publicado por Devolver Digital en el año 2016. Sigue la historia de unos aventureros que descienden a la Gungeon (Armazmorra, en su traducción al español) en búsqueda de un arma que pueda matar el pasado.

“Por toda la galaxia se cuenta una leyenda… En un planeta lejano, se alzaba una lóbrega fortaleza… hasta que una fuerza letal dividió los cielos y descendió sobre el bastión. Aunque reducido a ruinas, las cenizas de aquel lugar contienen un artefacto de un poder imposible. Un arma que puede matar el pasado. Con el tiempo, la fortaleza se reconstruyó, y algunos de los quienes oían la leyenda lo arriesgaban todo por tener otra oportunidad. Para reclamar su premio y deshacer lo hecho, ellos deben entrar a la Armazmorra”.

Comenzamos nuestra aventura en “La Brecha”, un amplio salón que me pareció sacado del mundo de Dark Souls, en donde podremos escoger entre 8 personajes diferentes (4 disponibles desde un principio y 4 desbloqueables tras cumplir misiones específicas). Una vez elegido ya nuestro héroe, es hora de sumergirnos en la Armazmorra para encontrar el arma que derrote al pasado. Lo cual no será nada fácil ni rápido.

Descendiendo a la Armazmorra

En total son 5 pisos los que debemos recorrer antes de enfrentar al último jefe. Para poder avanzar se hace necesario explorar detenidamente cada nivel, con el fin de encontrar armas, municiones y, por qué no, hasta personajes que nos ayuden en nuestra aventura.

Las primeras partidas pueden resultar algo frustrantes, hasta que se domina la voltereta (se hace con el clic derecho del ratón y te permite esquivar balas). Una vez familiarizado con los controles y con las mecánicas, comienzas a disfrutar el infierno de balas.

A medida que juegas y que destruyes jefes finales (hay uno por nivel), estos te dan una especie de dinero que puedes utilizar en La Brecha para desbloquear armas o habilidades. Estos elementos, una vez descubiertos, te aparecen de forma aleatoria en las siguientes partidas.

Cada vez que bajas a la mazmorra te toca ajustar tu estrategia a los objetos que te salen. No puedes jugar de la misma forma si encuentras el ítem que te hace disparar más rápido a costa de precisión que si te haces con el que te permite hacer más daño por proyectil. Esto es solo un ejemplo, las combinaciones de ítems y habilidades son casi que ilimitadas, por lo que debes modificar tu modo de juego partida tras partida.

El juego gana demasiado gracias a tres cosas: la gran atención a los detalles, el sentido del humor incorporado, y por la abundante cantidad de personajes, objetos y habilidades. Elementos que (para mí) hacen que un juego bueno se convierta en excelente.

Enter the Gungeon está disponible para PC a través de Steam, GOG y Humble Bundle. También cuenta con versiones para PS4, Xbox One y Nintendo Switch.