El tema del sexo puede ser algo delicado en algunas parejas, sobre todo en aquellas que llevan muchos años de relación y que se han hecho algo monótonas. Una startup estadounidense parece haber dado con la solución, se llama LoveSync y no es más que un botón que avisa cuando la otra persona quiere tener sexo.

¿Cómo funciona LoveSync?

Este dispositivo es bastante sencillo, son dos botones que se colocan a ambos lados de la cama. Si un integrante de la pareja desea mantener relaciones sexuales pulsa discretamente el botón de su lado, el cual no mostrará ninguna señal, a menos que la otra persona también haya presionado su botón en un intervalo no mayor a 15 minutos, en ese caso el dispositivo emite una luz verde, indicando que ambos están dispuestos.

El tiempo de 15 minutos puede modificarse de acuerdo a los gustos de la pareja. También hay que destacar que, mientras más veces sea presionado uno de los botones, el sistema almacenará la petición durante un tiempo mayor.

Los creadores del proyecto son Ryan y Jenn Cmich, un matrimonio de 15 años que asegura en un video promocional que LoveSync salvó su relación, ya que habían perdido totalmente la “alegría del romance”.

El artilugio se puede comprar desde ya en KickStarter por 39 euros y se espera que las primeras entregas sean hechas alrededor de agosto del 2019. Cuenta con la importante cifra de 370 patrocinadores quienes han recaudado algo más de 17 000 dólares, superando holgadamente la meta establecida de 7 500$.

A sus creadores se les ha interrogado acerca de por qué no crearon una app en vez de un botón, a lo que responden que muchas personas no meten los móviles en los dormitorios o que algunos suelen desactivar las notificaciones. Parece que han pensado en todo.

LoveSync se perfila como un artilugio que será amado por muchos y odiado por otros tantos, pero que, en definitiva, no va a dejar indiferente a nadie. Curioso uso que le damos de vez en cuando a la tecnología.