bq Aquaris X5 Plus, y el sistema de navegación Galileo, ¿qué supone esto?

Una de las novedades presentadas recientemente en el lanzamiento del bq Aquaris X5 Plus, fue la inclusión del sistema de navegación Galileo, sobre el cual os hemos hablado recientemente, pero más allá de entender las dos partes de este nuevo matrimonio, se necesita saber qué va a suponer esto en el día a día de los usuarios que tengan un bq Aquaris X5 Plus, y la verdad es que parece que va a ser más bien poca, al menos por el momento.

El sistema de navegación Galileo, es una de las apuestas más interesantes tecnológicas a gran escala de estos momentos, se trata de un sistema de navegación muy interesante, que mejora muchos de los problemas que tienen los sistemas de navegación actuales, el americano GPS y el ruso GLONASS. El primer apartado, es el hecho de que son sistemas fundamentalmente civiles, y los otros dos no, con lo que en época de conflicto armado que involucre a alguna de las dos partes pueden llegar a ser de acceso restringido. El sistema Galileo que usa el bq Aquaris X5 Plus es un sistema abierto, para mejoras y su propio uso.

Sistema de navegación Galileo

Estas dos ventajas son poco importantes a nivel de uso para el usuario final, la realidad del sistema de navegación Galileo para el usuario es que se trata de un sistema de navegación con una gran precisión, se habla de entornos de gran densidad urbana con gran fiabilidad, y se atreven incluso a hablar de errores de posicionamiento de 1 metro –cuando con GLONASS o GPS, se encuentran desviaciones máximas por encima de los 5 metros–. Este sistema Galileo, también mejorará el posicionamiento en las zonas cercanas a los polos por la situación de las órbitas de los satélites.

¿Cuándo podrá el bq Aquaris X5 Plus, el primer smartphone europeo en contar con este sistema, disfrutar de sus ventajas? Desde la propia bq en su nota de prensa apuntan a finales del 2016 como el primer momento para poder disfrutar de estas ventajas, pero la realidad es que el sistema no estará al 100% funcional hasta el 2020. A finales del 2016, un total de 14 satélites deberían estar operativos, cuando el proyecto finalice los satélites serán 30. Además de esto, la misión se ha visto alterada por algunos satélites que no están bien posicionados y tienen que ser ubicados en su órbita correcta. Veremos qué tal funciona este sistema a finales de 2016, pero parece que en realidad se tardará algo más para poder disfrutar de todas sus ventajas.

Imagen por defecto
Ruben Ulloa

Fundador de Arquitectura de Galicia y The Groyne, editor especializado en tecnología y análisis de producto. Colaborador en Xombit y Andro4all realizando análisis de producto. Dime de qué quieres saber y te haré un blog o un vídeo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.