SPC Bang, análisis

Volvemos con otra dosis de altavoz inalámbricos Bluetooth, un segmento del mercado tecnológico que está en expansión y que poco a poco empieza a ser habitual ya no solo entre los más puestos en esto de la tecnología, sino entre el público general, las capacidades de los smartphones, de las tabletas y de casi cualquier dispositivos portátil —smartwatch incluidos–, hacen que cada vez más fabricantes se lancen a ofrecer sus soluciones de audio conectado.

En este caso vamos a hablar de un altavoz de la marca española SPC, uno de esos que podríamos declarar de tamaño medio/grande, dentro del segmento de altavoces Bluetooth pensados para la movilidad este está en lo podíamos entender como el límite dentro de un altavoz pensado para movernos con él. Este es el SPC Bang y este es nuestra review. ¿Quieres saber más del altavoz de la marca española? ¡Te lo contamos todo!

SPC Bang

Hablando del aspecto de este altavoz, tenemos un tamaño medio/grande dentro de las opciones orientadas a movilidad que encontramos en el mercado, un diseño bastante típico, aunque tiene detalles diferentes a otros modelos del mercado, en general no tiene nada que destaque en exceso. El tamaño está en el límite entre ser móvil y ser un altavoz de escritorio –ojo que siendo un altavoz de escritorio, podemos entender que se mueva, pero de forma reducir y fundamentalmente en casa–. El altavoz aunque no muy grande, si miramos su volumen hay modelos más grandes, viene limitado por una forma muy «cuadrada», por decirlo de alguna manera, ya que eso nos impedirá que podamos meterlo en una mochila o bolsa fina y llevarlo sin mucho problema.

El peso tampoco es excesivo y a eso ayuda estar fabricado fundamentalmente en plástico y acabado con goma, un detalle interesante que hará al SPC Bang más resistente ante posibles caídas y golpes, algo que con otros modelos será más complicado. Al final estos acabados creo que son bastante acordes con la gama y al público al que va dirigido este producto –en el caso de SPC sus altavoces inalámbricos están bastante orientados al público más joven–. Este SPC Bang está disponible en tres colores diferentes, rojo, gris y azul.

SPC Bang

En cuanto al diseño de pequeña escala, el SPC Bang cuenta con unos botones situados en la zona superior, bastante bien colocados y con un buen recorrido, el de volumen –normalmente el que más usamos– bien diferenciado. En la parte trasera tenemos las diferentes conexiones, el puerto de carga a través de una interfaz Micro-USB, para mí muy acertado este tipo de conexión, también cuenta con una entrada de audio Jack de 3,5 mm y la sorpresa, es que también tiene salida de audio, con la misma conexión, lo que posibilita que usemos este SPC Bang como un mini equipo de música portátil y así poder conectar otro altavoz.

La autonomía del altavoz es uno de los puntos que más me ha gustado, comparado con otros de tamaño similar, la verdad es que ha sido una grata sorpresa, llegando a las 8/10 horas de uso sin problema, el fabricante habla de una autonomía estimada de 18 horas con su batería de 1800 mAh, NO me ha dado la impresión de que pueda llegar a esos valores, aunque está claro que en una reproducción continúa sin interrupciones puede andar cerca. Por el lado más técnico contamos con Bluetooth 2.1 con los protocolos A2DP 1.2 y EDR. Cuenta con un micrófono incorporado con anulación de ruido DSP, con una calidad aceptable.

SPC Bang

Ahora toca hablar de lo más importante cuando hablamos de un altavoz, y no es otra cosa diferente que la calidad de sonido, la realidad es que en líneas generales me ha dado una muy buena sensación el sonido del SPC Bang, bastante alto y claro, el hecho de tener dos altavoces individuales de 3 W cada uno mejora la experiencia que puede dar un solo altavoz forzado, también genera un sonido más real en la mayor parte de las ocasiones, pensando que al tratase de un altavoz algo grande, contar con dos altavoz ayuda a generar un sonido estéreo algo mejor.

En cuanto a la calidad del espectro, pues como casi siempre en este tipo de dispositivos los graves son algo flojos, los agudos tampoco es que sean una maravilla, pero en general funciona bien el sonido, no vamos a perder nada importante, aunque los matices sí que puede que no suenen del todo bien. Lo que sí que he notado, y no me ha gustado mucho, es que el SPC Bang tiene un sonido residual bastante molesto cuando está conectado al equipo aunque no emita nada de sonido.

Conclusiones SPC Bang

Sin duda es un dispositivo interesante, yo lo he usado varias semanas como mi altavoz de escritorio y la experiencia ha sido muy buena, mejora con mucho el sonido de mis ordenadores portátiles, suena igual de bien –sino mejor– que mis altavoces de cable para el ordenador, son bastante normalitos, con lo que lo he podido usar este SPC Bang de altavoz principal sin problema. La batería es también una gran virtud, varias jornadas sin un uso intensivo es una buena opción. Para mí, aunque sea un pequeño detalle, ha sido importante tener la salida de audio, pudiendo conectar así dos altavoces Bluetooth a varios metros del portátil o el teléfono móvil.

Por el lado negativo no hay grandes quejas, pero sí un par de detalles, el primero es el sonido residual que genera una vez que está conectado, bastante acusado y un poco molesto –al menos en mi caso–. El otro punto «negativo» puede ser el tamaño, es un poco más grande de lo que yo entendería como altavoz portátil, pero para un altavoz que permita moverse por casa, está muy bien conseguido.

SPC Bang

7.5

Diseño

7.5/10

Sonido

7.0/10

Autonomía

9.5/10

Portabilidad

6.0/10

Opciones

7.5/10

Pros

  • La potencia sonora es bastante alta, ha sido una grata sorpresa en ese sentido
  • La autonomía es una gran ventaja, un día de uso sea lo largo que sea
  • La salida de audio es una gran virtud, te montas con este dispositivo una conexión inalámbrica fácil y

Contras

  • Tiene un sonido residual que no me gusta nada, no es nada agradable en líneas generales
  • Es bastante grande y pesado para lo que entendemos como un altavoz portátil, pero sin embargo tiene un buen tamaño para un escritorio
Imagen por defecto
Ruben Ulloa

Fundador de Arquitectura de Galicia y The Groyne, editor especializado en tecnología y análisis de producto. Colaborador en Xombit y Andro4all realizando análisis de producto. Dime de qué quieres saber y te haré un blog o un vídeo.

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.