Samsung Galaxy S6 Edge, tres razones para comprarlo

Hace unos pocos días os trajimos el análisis del Samsung Galaxy S6 Edge, el mejor dispositivo que hemos probado nunca y probablemente uno de los mejores terminales que han existido en el mundo Android, más cerca que nunca de la fluidez y calidad de materiales que ofrece Apple y por primera vez con calidades que no tienen nada que envidiar a otros fabricantes, Samsung se ha plantado en este 2015 con un dispositivo a la altura de lo que todos pedíamos –e incluso puede que algo más arriba–.

Con unos puntos fuertes ya explicados en el análisis, la realidad es que creímos que se merecían una explicación mayor, y es que el Samsung Galaxy S6 Edge nos ha dejado enamorados en algunos apartados que no esperábamos, ¿quieres saber más? ¡Te contamos nuestras razones para comprar el nuevo buque insignia de la empresa asiática!

Diseño de gran calidad

Samsung Galaxy S6 Edge

Dejando atrás sus problemas con los materiales «baratos» –ojo que el plástico que usaba Samsung seguramente no era tan barato de fabricar–, la firma coreana se ha subido al carro de los materiales premium, esos que buscan ofrecer buenas sensaciones a la mano, y con eso el chasis de aluminio, con bordes al exterior, y la tapa trasera de cristal nos ofrecen unas grandes sensaciones, de lo mejor que hemos podido ver en el mercado, por encima de otros fabricantes.

El terminal también ha conseguido mantenerse equilibrado, tenemos un smartphone compacto y muy fácil de usar con una mano pese a su tamaño y a utilizar materiales que en otras marcas suelen ir asociados a grandes marcos y bordes, bonito, pese a lo parecido que es en algunos detalles a otros modelos del mercado actual, y con personalidad gracias a esas dos curvas que tiene en los laterales de la pantalla. Si quieres un dispositivo que llame la atención ante la gente, este Samsung Galaxy S6 Edge, es sin duda tu smartphone.

Cámara del Samsung Galaxy S6 Edge

Samsung Galaxy S6 Edge

Por un lado esperaba una buena cámara en este Samsung Galaxy S6 Edge por todas las buenas críticas que ha recibido de otros medios, pero por otro no pensaba que fuera a sorprenderme, y no podía estar más equivocado. Pese a montar el mismo sensor que mi Samsung Galaxy Note 4 la realidad es que el rendimiento del nuevo modelo coreano es bastante superior. En especial encontramos diferencias en las fotografías en poca luz, está claro que el nuevo objetivo con una mayor entrada de luz ayuda, pero Samsung ha conseguido darle una vuelta de tuerca el procesador de imagen y ha conseguido que con el mismo sensor las imágenes ofrezcan una mejor resolución y tenga el ruido más controlado.

Además la firma coreana sigue buscando ese point-and-shoot que está tan de moda y que debería ser el elemento a mejorar en los próximos años por los fabricantes, conseguir que el tiempo entre sacar el teléfono del bolsillo y realizar la captura sea mínimo es importante en un smartphone, no tiene la calidad de una cámara, pero si al tenerlo encima podemos realizar fotografías en menos de un segundo, se convertirá en cada vez una solución mas recurrente para muchos usuarios. El vídeo en 4K funciona bastante bien, pero aún necesita un paso más para poder ofrecer estabilización en este tipo de resoluciones.

Pantalla

Samsung Galaxy S6 Edge

Sencillamente la mejor del mercado, con el diseño o la cámara siempre podemos tener dudas, pero con la pantalla la realidad es esa, poca gente que haya probado la pantalla ha dicho lo contrario y eso que es algo bastante subjetivo, como suele ser habitual Samsung vuelve a optar por unos colores algo saturados y puede que balanceados hacia la calidez, pero la realidad es que están bastante más controlados de lo que encontramos en otros terminales de la marca. La tecnología SuperAMOLED además nos aporta algo muy importante, negro muy profundos, tanto que es un negro real, algo que en los paneles de otro tipo no encontramos.

El brillo máximo sin ser excelente en modo manual, la verdad es que ofrece valores en automático que nos permiten disfrutar de la pantalla incluso en situaciones de luz directa. La incidencia de luz directa era sin ninguna duda el punto débil que encontrábamos en todos los paneles de este tipo, además de colores y balances de blancos extraños, pero en las tres últimas versiones del fabricante coreano, han conseguido mejorar ese rendimiento y situarse a la cabeza del mercado.

¿Tienes alguna razón para comprar el Samsung Galaxy S6 Edge?

Imagen por defecto
Ruben Ulloa

Fundador de Arquitectura de Galicia y The Groyne, editor especializado en tecnología y análisis de producto. Colaborador en Xombit y Andro4all realizando análisis de producto. Dime de qué quieres saber y te haré un blog o un vídeo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.