Google anuncia un nuevo wearable con la vista puesta en la medicina y la salud

Cuando nos piden referencia sobre wearables quizás lo más fácil o lo más natural sea referirse a su gama más comercial, como los medidores de actividad o los propios smartwatches. Esto se debe a la categoría de producto a la que pertenecen, donde el principal objetivo es la comercialización y las ventas, y que por ende es la categoría sobre la cual tenemos más noticias.

Pero en paralelo a estos wearables más comerciales, se desarrollan una serie de dispositivos cuyos objetivos no están tan asociados a la parte de ventas, en lugar de esto buscan prestar un servicio utilizando sus funciones como base para esto.

Este es el caso del nuevo wearable que ha dado a conocer Google (por el momento no tiene nombre oficial), un dispositivo que estaría diseñado para desempeñar un trabajo específico y más profesional que los wearables más comunes.

El dispositivo en cuestión es un proyecto desarrollado por Google X, la división de desarrollos experimentales de la gran G y responsables de otras iniciativas más que interesantes como Project Loon o las más que famosas Google Glass. En este caso, este nuevo proyecto de Google se trataría de una pulsera que sería capaz de monitorizar constantemente y en tiempo real el estado de los pacientes, mientras ofrecería datos relevantes para todo aquel que esté vinculado a la medicina.

Este wearable con forma de pulsera cuantificadora, tendría entre sus funciones monitorizar el pulso, el ritmo cardíaco, temperatura, exposición a la luz y niveles de ruido, datos que utilizaría para dar información precisa y consistente no sólo del paciente como tal, sino también del comportamiento del entorno que lo rodea.

¿Cuál es de la diferencia con un wearable convencional?

Es cierto que la mayoría de las funciones que ofrece este nuevo wearable medicinal de Google están cubiertas por dispositivos más convencionales, y que otras quizás puedan ser logradas con el desarrollo de alguna aplicación, pero aunque ambas gamas de dispositivos puedan parecer iguales, tienen como diferencia tangible la precisión.

Las lecturas de los valores corporales por parte del wearable de Google, son sustancialmente más rigurosas que las hechas por cualquier otro dispositivo que monte Android Wear. De esta misma forma, las mediciones se hacen de forma constante arrojando reportes en tiempo real, que podrían ser utilizados por los médicos para tomar decisiones oportunas y más acertadas.

Este nuevo wearable todavía se encuentra en fase de desarrollo con un calendario de pruebas pautado para empezar este mismo verano, algo que nos da una idea de cuan adelantado podría estar el proyecto. Sin embargo, es una iniciativa que deberá ganarse la probación de los entes reguladores correspondientes, antes de comenzar a ponerse en práctica de forma oficial.

Como digo siempre en estos casos, cuando la tecnología y la medicina se juntan casi siempre nos dan buenas noticias, y este nuevo wearable viene a sumarse al resto de proyectos de este tipo que ha puesto en marcha Google X, y que tiene como principal objetivo servir de ayuda en vez de generar ingresos por ventas, algo que debería verse con más frecuencia ¿no crees?.

Vía | Bloomberg

Imagen por defecto
Jose Antonio Alvarado

Ing. de Sistemas, adicto a la tecnología y gamer que no ha dejado nunca de lado la música y los deportes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.