bq Aquaris E10

Hace unos meses tuve la suerte de analizar una de las tabletas que más estaba triunfando en el mercado de dispositivos de 10 pulgadas español, la bq Edison 3, la tercera versión de la tableta de gran formato de la compañía bq. Un dispositivo que en líneas generales me dejó un buen sabor de boca pero al cual le encontré una serie de defectos que dejé patentes en mi análisis, el que más me llamó la atención fue la poca resolución de la pantalla de 10 pulgadas, la cual a veces a la hora de leer letra muy pequeña llegaba a molestar algo.

Es por eso que ahora al ver la nueva tableta de gran formato de la firma española, la bq Aquaris E10 creo que es el momento de hablar de su pantalla y para bien. No me ha parecido una pantalla espectacular a primera vista, porque de esas hay muy pocas después de ver tantos dispositivos diferentes, pero sí que me ha gustado y me parece un panel con la suficiente calidad para el nicho de mercado en el que nos encontramos, hay que exigir en función del precio pero siempre pidiendo una experiencia de usuario agradable y en este caso creo que la experiencia está por encima del precio mirando la competencia.

bq Aquaris E10 primeras impresiones

Cuando hablamos de la resolución de esta nueva tableta, la bq Aquaris E10, nos encontramos con buenos datos, esa resolución Full HD de 1920×1200 píxeles nos ofrece una densidad de píxeles por pulgadas de 225 ppp, para algunos puede parecer poco viendo algunos smartphones que se van hasta los 500 ppp, pero hay que entender que una tableta la vemos desde más lejos. Es cierto que existen tabletas de 10 pulgadas –y de algo menos– con resoluciones mayores, pero tampoco hay que volverse loco, estamos en una calidad más que suficiente para un dispositivo de menos de 300 euros, en su rango de precios sigue compitiendo en la mayoría de casos con pantallas HD.

Hablando de los otros puntos a valorar de un panel el primero es la sensibilidad, lo cierto es que hoy en día cualquiera dispositivo con cierta calidad monta paneles capacitivos, en este caso multitáctil –como es normal– con 10 puntos. La sensibilidad es buena, la bq Aquaris E10 cuenta con un desempeño más que correcto.

bq Aquaris E10 primeras impresiones

El siguiente paso toca hablar de colores, ángulos de visión y brillo, esos apartados que para algunos son muy importantes y para otros, no tanto. Empezando por los colores tenemos una interpretación del color que parece correcta, pero quizás podemos decir que los colores son algo apagados, no parece un problema de saturación, sino de falta de intensidad en el color. Los ángulos de visión de la bq Aquaris E10 son excelentes como en casi todos los dispositivos de la marca bq, se pierde poca intensidad de color y no parece que se pierda ningún color o contraste con posiciones naturales de uso.

Por último, y no por eso menos importante, toca hablar del brillo del panel, un buen brillo, un nivel máximo aceptable y un mínimo que no quema las retinas. Lo que más me ha gustado es que el modo automático está bien calibrado, algo que no siempre es así, intentando siempre darle más brillo al panel del necesario para no notar esas pequeñas imperfecciones. En definitiva, estamos delante de una buena pantalla, no cuenta con el mejor panel del mercado, está claro que hay fabricantes que hacen paneles más atractivos, con más brillo o con más resolución, pero para la gama en la que nos encontramos y el precio con el que cuenta, tenemos una muy buena pantalla, sin duda la pantalla bq Aquaris E10 es un gran paso respecto a la bq Edison 3, que al final es lo más importante, ir mejorando la experiencia de usuario en cada paso.