Asistimos en la actualidad a un mercado muy rico y diverso en cuanto a los productos smartphone o tablet que hay a día de hoy. Cada uno cuenta con un diseño diferenciado, más pantalla o menos pantalla, una cámara mejor que otra, unos colores más atractivos que otros. Sin embargo, la carrera por el hardware parece que va dejando paso a la lucha por destacar en el apartado quizás más importante de un terminal, su software.

Y no, con ello no quiero decir que en los próximos meses/años no vayamos a ver a fabricantes peleándose por incorporar más megapíxeles, más pantalla o resoluciones mastodónticas, pero es cierto que en muchos aspectos parece estar llegando el momento de mirar hacia otro lado, y las capas de personalización o las aplicaciones que aportan las empresas a sus productos, pueden convertirles en un paquete más interesante a ojos del consumidor.

Hoy quiero centrarme en el caso de una empresa que nos toca muy de cerca, a nivel nacional, que no es otra que bq. Tras nuestro análisis de su tablet Edison 3 y el smartphone más pequeño de la nueva gama Aquaris, el Aquaris E4, era el momento de hacernos con el terminal más puntero de la compañía a fecha actual: el nuevo Aquaris E5 con 4G. Sabemos que la empresa española apuesta por no entrometerse en el buen hacer de Google con Android puro, pero hay ciertos detalles que bq ha cuidado y que aportan un plus de valor a sus terminales.

Ajustes rápidos y “double tap to wake”

Hay muchos fabricantes que han aceptado de buena gana el acceso rápido a ciertos ajustes de nuestro terminal, pudiendo localizarlos directamente en nuestro barra de notificaciones tales como Bluetooth, 3G, Wi-Fi, Ajustes, Brillo y otro sin fin de opciones. bq ha querido nutrirse de algunas modificaciones que hemos visto anteriormente en comunidades como CyanogenMod posibilitando ocultar o mostrar una gran cantidad de estos ajustes y permitiendo reubicarlos fácilmente simplemente colocándolos en el hueco que nosotros queramos.

ajustes-rapidos-cambiar-android-4-4-bq

Además, y esto ya no es una novedad para muchos fabricantes, podremos apagar y despertar el teléfono con dos toques sobre la pantalla, aunque deberemos hacerlo sobre una parte de esta donde no haya algo que pueda ser pulsado, o de lo contrario no captará estos dos toques sino que abrirá la aplicación, el enlace o el menú que hayamos pulsado. Podemos hacerlo por ejemplo sobre la barra de notificaciones.

Led de notificaciones

A día de hoy me sigue pareciendo uno de esos detalles imprescindible en mis terminales. Un pequeño led de notificaciones, multicolor, que nos permita conocer qué tipo de notificación acabamos de recibir, si es un correo, un Whatsapp o un mensaje por Telegram, o una llamada, algo que comunmente suele tener especial relevancia. La principal utilidad es no obligarnos a mirar nuestro móvil en todo momento, si por ejemplo estamos algo distantes del terminal viendo una película con nuestra pareja y vemos que se trata simplemente de un correo, podemos ahorrarnos el paseo.

bq nos permite a través del menú ajustes controlar qué aplicaciones muestran qué color en especial, de forma muy sencilla y con una buena suma de colores precargados.

led de notificaciones bq aquaris e5 4g

Programar encendido y apagado del terminal

Por último, aunque no por ello menos interesante, podremos controlar en qué momento se apaga nuestro terminal o a qué hora se enciende. Pensemos por ejemplo en apagarlo a cierta hora de la noche ya que no lo vamos a usar o encenderlo a la hora en que solemos levantarnos.

Son pequeños añadidos, es verdad, pero uno a uno aportan una dosis de utilidad al terminal, a nuestra experiencia de usuario, que es realmente lo más importante cuando hablamos de adquirir uno u otro producto. Android Puro si, pero dotado de ciertas modificaciones que lo hacen aún más interesante, sin paliar la fluidez del mismo.