¿Por qué darle una oportunidad a «Agentes de S.H.I.E.L.D.» en esta nueva temporada?

Empecemos dejando claro el primer y más obvio de los motivos, si eres seguidor de Marvel –especialmente del universo que están creando para el cine– diría que si no has empezado con ella, tienes una obligación para con esta serie. Si te gusta la acción, la ciencia ficción y los superhéroes, sin necesidad de ser de la mencionada editorial, no diré que tienes esa fuerte obligación de darle también una oportunidad, pero seguramente si lo haces, no te defraude en absoluto.

Como puede que en el primer encontronazo con la serie quieras asesinarme por habértela vendido y no darte lo que esperabas, vamos a desgranar un poco las cosas en las que fijarse antes de afrontar el engancharse a esta ficción, obviaré detalles argumentales en absoluto puesto que podréis imaginaros de que trata y de paso evitaros cualquier tipo de spoiler.

Lo primero que debemos tener en cuenta cuando empecemos con esta serie es que, de primeras, nos presenta un sistema de capítulos procedural –capítulos con una trama que se inicia y se cierra en el mismo episodio o a lo sumo tiene una continuación en el siguiente, es el sistema de House, Bones, CSI…– que pueden echar para atrás a algunos, pero según avance la trama podremos ver como el argumento que hila todo se hace más fuerte en cada capítulo dejando la subtrama procedural un poco más de lado y regalando a nuestro masoquismo con cliffhangers cada vez más extremos, hasta llegar a hacernos saltar de la silla exclamando a los cielos y bajando santos –bien es cierto que sin ser Juego de Tronos, esta serie tiene momentos en los que algún personaje lo pasa realmente mal–.

Tarjetas de identificación de algunos personajes de Agentes de S.H.I.E.L.D.
Tarjetas de identificación de algunos personajes de Agentes de S.H.I.E.L.D.

Además de esos finales de capítulo con gancho, la serie se caracteriza por presentarnos unos personajes bastante bien explicados que evolucionarán con nosotros y lo que conocemos de la trama en cada capítulo. El bien llevado carisma de estos personajes y los pequeños giros argumentales que iremos sufriendo hará que nos percatemos de como una serie que empezamos a ver sin grandes expectativas, termina enganchándonos sin remedio como lo hacen las grandes producciones de la parrilla de series.

Para los seguidores del universo cinematográfico de Marvel, esta Agentes de S.H.I.E.L.D. tiene además otro poderoso aliciente. No es otro que el hecho de ir ligada a las películas que la marca va estrenando. Así en la primera temporada podremos ver cameos de personajes de Thor o el Capitán América, el mismo Phil Coulson, protagonista de la serie, es importante y recurrente en varias de estas incursiones cinematográficas, también veremos como aparecen otros villanos y héroes de Marvel que no aparecen en dichas películas. A pesar de notarse la necesidad de ceñirse a un presupuesto y tener algunos capítulos peor realizados que otros, notaremos que en todo momento la evolución de la serie es favorable.

La segunda temporada ya ha comenzado y parece que se lo han tomado en serio, para quienes hayan superado la primera, encontraran en los únicos dos episodios emitidos –hasta el momento de la redacción de este artículo– que la factura ha mejorado un peldaño más, la trama parece haberse oscurecido un poco –he echado en falta los chascarrillos de Phil Coulson, pero por ahora, a nivel argumental, es comprensible– y la trama parece seguir siendo bastante solida.

EL equipo de agentes de S.H.I.E.L.D. en la primera temporada
EL equipo de agentes de S.H.I.E.L.D. en la primera temporada

Si os animáis con ella puede que los próximos estrenos de películas de Marvel nos deparen alguna sorpresa durante el transcurso de su emisión, de hecho, puede que su final de temporada coincida con Los Vengadores: La era de Ultrón y tengamos una season finale por todo lo alto. ¿Os habéis animado a verla? ¡Dejad vuestras impresiones en los comentarios!

Imagen por defecto
Cristian Vijande

Nací en un pequeño pueblo marinero en el que las comunicaciones escaseaban y las cosas que me gustaban, como videojuegos, series, animes, llegaban con cuentagotas. Así aprendí a valorar cada pequeña muestra de ello que caía en mis manos.

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.