Google Proyecto Maven

A través de una carta dirigida a Sundar Pichai, consejero delegado de Google, 3 100 trabajadores de esta empresa solicitan el fin de la colaboración entre la compañía y el Pentágono en el proyecto Maven, un programa que pretende desarrollar inteligencia artificial aplicable «en el negocio de la guerra».

¿Qué es el proyecto Maven?

El proyecto Maven es un programa que busca sumar los conocimientos del pentágono y los de Google para crear un algoritmo que sea capaz de reconocer muchas imágenes y, tras un período de aprendizaje, logre determinar elementos que puedan ser considerados como amenazas.

Esta inteligencia artificial está siendo probada desde el 2017 en algunos drones de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos y, según el Pentágono, ayudará a un personal “cada vez más abrumado por el volumen de información, incluidas millones de horas de grabaciones en video.”

Los empleados se oponen

«Creemos que Google no debería tomar parte en el negocio de la guerra. Por ello, pedimos la cancelación del proyecto Maven y que Google diseñe, publique y aplique una política estableciendo que ni Google ni sus proveedores desarrollarán jamás tecnología bélica», de esta forma comienza la emocionante carta divulgada recientemente por el Washington Post.

En la correspondencia, que cuenta con más de 3 000 firmas, los trabajadores sostienen que este tipo de actividades «dañará la marca Google de manera irreparable». Los altos mandos de la empresa parecen haberse olvidado que el proyecto Maven va totalmente en contra del lema corporativo principal del que se jacta el gigante de Mountain View “Dont be evil” (algo así como no seas malvado).”

“Los valores de Google lo dejan claro: cada uno de nuestros usuarios está confiando en nosotros. Nunca hay que poner eso en peligro. Jamás. Este contrato pone en riesgo la reputación de Google y se ubica en dirección opuesta a nuestros valores principales. Construir esta tecnología para ayudar al gobierno de Estados Unidos en la vigilancia militar -y con resultados potencialmente letales- no es aceptable”, agregan.

Pero Google responde

Ante la masiva preocupación de los empleados, la responsable de negocios en la nube de Google, Diana Greene, afirmó que la parte del proyecto Maven en la que trabaja la empresa no está de ninguna manera relacionada con el uso de armas ni con el vuelo de drones.

Frente a esta respuesta, los firmantes de la carta aseveraron que “la tecnología está siendo construida para los militares y, una vez que esté en sus manos, podría con facilidad ser usada para estos fines”.

Si la bola continúa creciendo y los medios se siguen haciendo eco de esta resistencia por parte de los trabajadores, es indudable que la empresa se verá obligada a tomar acciones concretas. De momento se mantiene la colaboración con las Fuerzas Armadas.