LG G Watch Urbane, análisis

LG G Watch Urbane

Ya hace mucho tiempo que ha salido al mercado el LG G Watch Urbane, uno de los pocos relojes inteligentes con Android Wear que podemos encontrar en el mercado. En este caso se trata de una de las apuestas que cuentan con un “diseño diferente”, si entendemos que los relojes inteligentes curvos son los raros”, aunque esa tendencia empieza a cambiar. Si situamos en el mercado este modelo de la firma LG, estamos hablando de un terminal que cuenta con un gran equilibrio entre hardware, software y diseño.

Está claro que no encontramos grandes diferencias con otros modelos del mercado, sobretodo con aquellos que montan el mismo sistema operativo, Android Wear es la mejor alternativa del mercado actual, porque muchos usan un hardware muy parecido, otros tienen diseños similares, y al final con el mismo sistema operativo, los fabricantes pueden añadir pequeños retoques de software pero la experiencia de usuario es la misma. ¿Qué tiene este LG G Watch Urbane? ¿Qué nos puede aportar el modelo de la firma coreana que otros no?

Diseño

LG G Watch Urbane

Quizás ha llegado algo tarde al mercado un diseño así, después de dos versiones previas por parte de la marca asiática, y de que otros fabricantes ya hayan optado porque la esfera circular es el camino a seguir en este tema de los relojes inteligentes, este LG G Watch Urbane no es nada nuevo en el mercado, y en un sector tan competitivo, y con tantas variaciones de precio, la realidad es que no tener algo diferencial en cada uno de los apartados a valorar –tratándose de uno de los precios “altos” del mercado, es complicado–.

Hablando puramente del diseño, la verdad es que el LG G Watch Urbane es bonito, aún les queda afinar un poco a los fabricantes para que los relojes inteligentes parezcan relojes y pasen desapercibidos entre los usuarios más reacios a “vestir tecnología”, pero este es un paso de aproximación interesante, parece un reloj, se siente como un reloj, se pone como un reloj y se le pueden cambiar correas como un reloj, es algo grande, quizás en especial en el apartado del grosor, pero en general, es un dispositivo interesante. Es bastante cómodo, otro punto interesante, aunque sí que quizás para algunas personas sea muy grande –depende del tamaño de tu muñeca– y sea muy pesado, no estamos delante de un reloj ligero con un poco de maquinaria y ya, los smartwatches, llevan una tecnología que obliga a no ser “una caja vacía”, quizás cuando se mejore este defecto del sector, el público medio los reciba de mejor grado.

LG G Watch Urbane

Los materiales han sido otra grata sorpresa, en este LG G Watch Urbane contamos con acero inoxidable, quizás me gustan más los acabados pulidos, quemados o cepillados, que este acabado tan brillante, pero estamos ante un material noble con todo lo que eso lleva, durabilidad, elegancia y reconocimiento, nunca hay que olvidar que cuando hablamos de materiales de este tipo, siempre están asociados a los “relojes tradicionales”, y eso puede hacer más sencillo que los relojes como este se introduzcan en el mercado actual, dar esa similitud a la moda de los últimos 60/80 años con dispositivos parecidos que aporten nuevas cosas, quizás buscar algo diferente de primeras, si no es muy muy diferente y los suficientemente bonito y funcional no sea el camino correcto a seguir y parece que poco a poco el mercado está cambiando.

El método de carga también me gusta bastante, aunque siempre que me encuentro con bases de carga me enfrento a dos mundos, utilidad frente a versatilidad, está claro que es bueno que la base se cargue con el mismo conector microUSB que se carga el smartphone, pero claro, tienes que llevarte la base de carga, no vale con llevar el cargador. Ese es el lado malo, si te vas de viaje tienes que estar pendiente de la base de carga, por el otro lado, es una base de carga con imán, muy sencilla de usar, lo pones y ya está, el reloj queda bien, marca la hora mientras está en carga y queda “bonito” si lo queremos tener en una mesa, es un elemento que le da cierto valor, ese es el lado bueno. Nunca me acaba de quedar claro qué prefiero… Por último comentar que viene con el protocolo IP67 que lo hace resistente al agua y al polvo.

LG G Watch Urbane

Pantalla

Hablando de especificaciones tenemos una pantalla de 1,3 pulgadas de tipo P-OLED, un panel bastante decente, la resolución es algo justa, se ven bastantes dientes de sierra –las agujas en muchos casos son elementos demasiado pequeños–, pero en general, si no te fijas mucho y no lo haces muy de cerca se ve bien, buenos colores, bastante saturados y una capacidad de subir el brillo máximo más que aceptable –no me gusta nada el detalle de que no tenga sensor de brillo automático, un auténtico incordio para un reloj ahora que estamos acostumbrados a que los móviles se controlen de manera automática–, y unos ángulos de visión suficientes para cualquier situación natural que podamos emplear para ver la hora.

Hablando de colores, estamos bastante contentos, buena reproducción del color, pero en especial los negros, siendo muy puros y profundos, quizás en algunos momentos la temperatura de color notamos algo de tendencia a colores fríos, aunque nada grave. En general, la pantalla es más que suficiente. Por lo demás nada que destacar en la pantalla más a allá de su forma, cumple en todos los aspectos que podemos necesitar, los ya comentados relacionados con la visión y los que están relacionados con la interacción también, una buena respuesta táctil, en definitiva, el panel del LG G Watch Urbane no pasará a la historia por ser novedad e innovación, pero al final cumplirá con la mayor parte de usuarios, que al final, eso es lo único importante.

Software y uso

LG G Watch Urbane

Android Wear es la pieza fundamental de este smartwatch, como ya he comentado, si hay algo realmente diferente en este LG G Watch Urbane respecto a otros modelos que podemos encontrar en el mercado, eso es su sistema operativo, es cierto que cada vez existen más modelos con el sistema operativo de Google, pues esos modelos son los que hay que nombrar por encima de todos. A nivel de aplicaciones es de los más completos, cuando intentamos relacionarnos con el smartphone es de los que mejor está funcionando, y si hablamos de funciones, es el que más alternativas está mostrando, conexión Wi-Fi propia, GPS, llamadas –en un futuro–, poco a poco va incorporando cosas, sin prisa pero sin pausa, es el camino a seguir y la apuesta de futuro para cualquier fabricante que no quiera gastar horas y horas en desarrollar un software que a la larga será inferior.

A nivel de funcionalidades la verdad es que pocas cosas he notado que me falten, casi todo lo que quería hacer lo podía hacer, el comando “Ok, Google” como entrada, alarma, calendario, consultas en internet, el tiempo y una larga lista de cosas que mejoran poco a poco. Además la predicción de texto por voz, y la conexión con las diferentes aplicaciones cada vez está más depurada, incluso empieza a haber aplicaciones que tienen sus tarjetas en Google Now, y eso nos aporta una experiencia mejor. Podemos contestar mensajes, mails, Telegram, WhatsApp y muchas otras cosas, todo son coger el smartphone, sin duda poco a poco nos acercamos a la “función total” del smartphone.

LG G Watch Urbane

También he de comentar que hay cosas que me siguen sin gustar de Android Wear, el cambio en un año, prácticamente el primero de su vida, ha sido bastante corto, y algunas aplicaciones tienen un diseño horrible –leer los mensajes de WhatsApp es horrible, parece que estamos en algo anterior a Windows 95–, creo que aquí Google debería darle una vuelta a su libro de diseño, y ayudar a conseguir algo parecido y unánime en todo el sistema operativo, parece claro que las tarjetas no funcionan para todo, faltan un par de detalles para mejorar.

Ahora me gustaría comentar unos pequeños detalles de cómo se usa este LG G Watch Urbane, es muy sencillo, si habéis usado Android Wear alguna vez, esa es la respuesta, pero sino, la esencia son las “famosas tarjetas” de Google, usadas en su diseño, sacadas a la palestra en Google Now y ampliadas a la máxima potencia en este sistema operativo. En las diferentes tarjetas vemos notificaciones y las tarjetas de Google Now, con cada vez más información, el tiempo, noticias, datos de aplicaciones, y algunas otras cosas. También podemos escoger varias opciones dentro de muchas tarjetas, algunas nos permiten acceder a los datos, responder a algunas funciones y otras, la posibilidad de lanzar la aplicación en el smartphone.

Conclusiones LG G Watch Urbane

LG G Watch Urbane

En definitiva este LG G Watch Urbane es una buena compra, no será el mejor terminal del mercado, pero tampoco tiene un precio excesivamente alto, hay algunas cosas que mejorar, no muchas, pero algunas –sé que igual no debería empezar las conclusiones por lo malo, pero al ser lo menos, me parece justo–, quizás el primer punto mejorable sea la batería, prácticamente me ofrece dos días de autonomía, está bien, pero o me das dos, o quítame un par de milímetros de grosor. Y ese es el otro punto negativo, el grosor del dispositivo es algo grande, no es mucho, pero sí que se siente un poco grande en general, enganches, margen, grosor, quizás un par de milímetros menos sea más que suficiente para pulir un diseño que es bueno.

En el lado positivo, el ya mencionado del diseño, la correa de 22 mm –ancho estándar de reloj de caballero–, la pantalla gracias a sus negros profundos y buenos colores, y por último, el sistema operativo, sin duda Android Wear es el gran punto de este LG G Watch Urbane, hay cosas que mejorar a nivel de software, pero la realidad es que es la mejor opción que podemos encontrar en todo el mercado. Para acabar, hablar bien del precio, el dispositivo está ahora mismo disponible en MaxMóvil a un precio inferior a los 250 euros, un valor muy apetecible para un modelo de estas características. ¿Qué os parece este LG G Watch Urbane?

MaxMóvil | LG G Watch Urbane

LG G Watch Urbane

LG G Watch Urbane
7.7

Pantalla

8/10

    Rendimiento

    9/10

      Autonomía

      7/10

        Software

        8/10

          Diseño

          8/10

            Pros

            • Android Wear es lo que más me gusta de este dispositivo, el sistema operativo para wearables de Google es sin ninguna duda la mejor opción del mercado
            • El terminal funciona muy bien, algo derivado del sistema operativo, sin duda la optimización es muy buena
            • El LG G Watch Urbane es bonito, tiene algunos pequeños defectos, pero en general con el acabado que tiene parece un "reloj tradicional" y eso siempre es bueno

            Cons

            • El grosor, peso y tamaño del dispositivo son un poco elevados, no es nada grave, pero para brazos pequeños no es la mejor opción que podemos encontrar, mucho ojo con esto
            • La autonomía me gusta, pero sigo echando de menos algo más, si eres un heavy user tendrás que cargar smartphone, smartwatch y, ¿qué más todas las noches?

            Un comentario

            1. Pingback: Huawei Watch review, opinión y uso de un Android Wear

            *

            Top

            Uso de cookies

            Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

            ACEPTAR
            Aviso de cookies