Honor 6+, analizamos la cámara del buque insignia chino

Por fin nos ha llegado el último miembro que nos faltaba para completar la familia Honor, el Honor 6+. Un terminal que en diseño es prácticamente un calco de su hermano pequeño — con un evidente cambio de escala, por supuesto –, el Honor 6, pero que tiene un elemento que destaca sobre este, y sobre prácticamente cualquier otro terminal del mercado, que es su doble cámara trasera. ¿Por qué dos cámaras? ¿Qué ventajas nos aporta? Vamos a verlo en este pequeño análisis.

Esta cámara trasera estará compuesta por dos cámaras de 8 megapíxeles cada una, con las que, funcionando de manera conjunta podemos llegar a realizar tomas de hasta 13 megapíxeles. Sí, 8 más 8 son 16, pero bueno, las matemáticas de los píxeles no son del todo exactas y 13 parece un tamaño más que suficiente para las capturas de nuestro smartphone, a pesar de que ya sabemos que no es lo más importante a la hora de medir la calidad de una cámara.

honor-6-plus-foto

La promesa de honor con esta doble cámara es la de que nuestra experiencia sea algo más parecido a una cámara tipo réflex, dándonos un mayor control de la apertura de la lente, pero la verdad es que no creo que las posibles ventajas que nos aporta justifiquen del todo esta elección. El resultado de la cámara es bueno, pero no es desde luego lo mejor que encontramos en el mercado.

En la cámara frontal, como casi siempre que hablamos de Huawei y Honor, tenemos buenas noticias, y es que cuenta con 8 megapíxeles y una gran angular que hará que entremos todos en el selfie de turno.

Entre las novedades destacamos el modo de “apertura amplia”, en el que jugaremos con la profundidad de campo para resaltar nuestros retratos o para destacar un objeto, y el modo “supernoche”, donde mejorará de forma notable nuestras fotografías en condiciones de poca luz. Estas dos nuevas funciones, sin embargo, tienen sus peros. El modo “apertura amplia” nos permitirá jugar con elementos como la entrada de luz y la nitidez de los elementos de nuestra imagen, pudiendo hacer juegos como el bokeh, pero algo alejados, evidentemente, de lo que podemos conseguir con una réflex, y, a pesar de que se ve muy bien en la pantalla de nuestro smartphone, la calidad decae en cuanto la visualizamos en una pantalla mayor.

honor-6-plus-apertura-amplia

En cuanto al modo “supernoche” sí, es capaz de captar una gran cantidad de luz, pero a costa de mantener el terminal inmóvil hasta unos 20 segundos –dependiendo del nivel de luz que tengamos–, por lo que si no utilizamos un trípode, o dejamos nuestro Honor 6+ reposar sobre una superficie estable, la foto nos saldrá muy movida, y todo esto teniendo en cuenta que nuestro modelo también debe estar lo más quieto posible claro. Es un modo que irá muy bien para situaciones relajadas, pero que no servirá para sacar la típica foto de grupo cuando salimos de por ahí de noche.

honor-6-plus-supernoche

En el resto de modos nos encontramos lo habitual en Honor, como el “modo belleza”, panorámica, HDR, “mejor foto” — donde hará una ráfaga muy rápida de 10 fotografías y podremos seleccionar las que más nos gusten–, e incluso insertar una nota de audio o una marca de agua. Tendremos también la galería de filtros y las típicas opciones de manejo del doble flash led trasero que incorpora, todo accesible desde un interfaz muy similar al que vemos en iOS.

Si la intención de Honor con este 6 plus es un terminal dedicado a la fotografía, quizás no habría estado de más el contar con un botón dedicado para la cámara — aunque insistimos que tampoco es lo mejor de este smartphone –, pero podemos acceder rápidamente a ella desde la barra inferior de la pantalla de bloqueo.

Además es interesante la opción de captura rápida que implementa honor en sus dispositivos. Pulsando dos veces el botón de bajar volumen haremos instantáneamente una fotografía, incluso si el terminal está bloqueado, en un tiempo que ronda los 1,4 segundos — si, nos aparece en pantalla el tiempo que ha tardado en realizarla –, obteniendo un tiempo algo más lento que su hermano pequeño, el Honor 6, cuyo tiempo se sitúa en torno a los 0,9 segundos.

Por último nos toca hablar del video. Podremos grabar nuestros videos en calidad FHD 1080p, en una proporción de 16:9, en HD 720p, o en otras resoluciones menores como VGA, QVGA o MMS para otros videos en los que queremos ahorrar en tamaño. Cuenta además con estabilizador, y podremos utilizar los mismos filtros en nuestra grabación que los que utilizamos con la cámara.

¿Qué conclusiones sacamos?
Honor ha querido poner un toque diferente en la cámara de su Honor 6 plus, pero quizás la calidad final conseguida no justifique esta inversión en el desarrollo del hardware. No estamos ante un terminal con una mala cámara, pero por un precio que ronda los 400 euros tenemos algunas opciones en el mercado más interesantes orientadas a la fotografía, a pesar de que seguramente perderemos en otras ventajas que nos ofrece este Honor 6 plus que os iremos contando en los próximos días. ¡No os las perdáis!

*

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR