5 razones para comprar una cámara mirrorless en el 2015

5 razones para comprar una mirrorless

Para aquellos que no me conozcáis, me gusta mucho la tecnología y la fotografía, aunque eso era bastante sencillo de saber, y también soy un defensor de las cámaras mirrorless como el futuro del sector –pese a que ahora haya puntos donde las encuentro muy por detrás de las DSLR de toda la vida para según que usuarios–, por eso creo que ha llegado el momento de hacer una recopilación de las razones principales para lanzarse a una cámara mirrorless en este inicio de 2015.

Peso y tamaño

Tamaño cámaras mirrorless

Sin duda este es el punto fundamental para cualquiera a la hora de comprarse una cámara mirrorless, depende mucho del modelo, pero ahora mismo la mayor parte del sector cuenta con tamaños y pesos mucho más reducidos que las cámaras DSLR con calidades y prestaciones similares. Puede parecer que no es una razón muy grande, pero en algunos casos, como por ejemplo la Panasonic GM5 o alguna de las últimas Olympus PEN, vemos tamaños que son en algunos casos menos de la mitad de sus rivales en prestaciones dentro de las gamas Canon EOS o Nikon y no renunciamos a la calidad de imagen.

Esto además se incrementa en algunos modelos concretos a la hora de usar objetivos de bastante aumento, ya que al disponer de sensores más pequeños para conseguir una equivalencia a un sensor de 35 mm necesitamos objetivos más cortos de distancia focal real. Los accesorios suelen ser más pequeños y ligeros, en resumen, una cámara, con un par de objetivos, un flash y unas cuantas cosas más puede pesar bastante menos, cuando nos movemos en un equipo completo podemos hablar de “kilos” de ahorro, no es que vaya a ser lo habitual pero es posible.

Nuevos métodos de enfoque de las cámaras mirrorless

Aunque al principio parecía que con estas cámaras perdíamos en algunos sentidos, los últimos avances están haciendo de sus problemas, sus virtudes, parecía difícil de entender, pero los fabricantes se están esforzando en demostrar que su mirrorless de turno es la mejor, y están incorporando mejoras constantes en los sistemas de enfoque, ya nos encontramos enfoques por contraste que consiguen enfocar en menos de una décima de segundo. En las DSLR también los hay, pero o bien son menos habituales o son algo peores.

Conjunto de visores

Sony A7 II

Hace un año diría, y perdón por las palabras, que asco da usar un visor electrónico en una cámara mirrorless, ahora mismo tengo que comerme mis palabras y alabar algunos de los nuevos visores, capaces de mostrar mucha más información que los DSLR y con bastante calidad. En algunos casos disponemos de un sistema que nos marca las siluetas enfocadas –no sé muy bien el nombre real de esta función, Panasonic lo anuncia como PEAK, una pasada para los amantes del vídeo–.

Por otro lado, cuando hablamos de la pantalla, lo más habitual en las cámaras sin espejo ya que muchas no cuentan con ese visor electrónico, tenemos paneles mejores que los de las DSLR y sus pobres Live Views. Para muchas cosas sigo prefiriendo el visor óptico tradicional, pero los nuevos aportan más información y versatilidad a la hora de usar el producto.

Vídeo

Pese a que es algo de cada cámara, hay que decir que por lo general parece que los fabricantes se están esforzando más en este apartado dentro de las cámaras sin espejo, creo que empeñados en darle un mayor valor añadido al conjunto global buscando tener un mercado superior.

El primer exponente de esto es la Panasonic GH4, una cámara que por algo menos de 1500 euros nos ofrece la posibilidad de grabar vídeo en 4K con bastante calidad. Además otros fabricantes como Sony también han venido cargados de vídeo UHD, a precios altos eso sí, pero es algo que en las DSLR de “toda la vida” aún no encontramos, y viendo como está la cosa no lo espero para los próximos meses.

Velocidad de ráfaga

olympus-om-d1

Vale que quizás no sea el punto más importante para casi ningún usuario “normal”, pero es un dato que hay que aportar en estos momentos, estamos hablando de diferencias en algunos casos bastante notables. No quiero citar más modelos, pero hablando de fabricantes he visto cámaras de Sony de tipo mirrorless que por unos 600 euros ofrecen cifras de velocidad de ráfaga que casi doblan a lo que podemos encontrar en las DSLR de Canon, Nikon o Pentax.

La construcción de este tipo de dispositivos sin espejo, facilita la obturación del diafragma y la captura de la imagen por parte del sensor, por lo que es habitual que cuenten con una mayor capacidad para realizar una ráfaga. Puede que para muchos no sea una razón de peso –para mí por ejemplo no lo es–, pero al final los pequeños detalles son los que acaban de redondear una experiencia de usuario y decantar la balanza para un lado o para el otro.

¿Eres más de cámara mirrorless o de réflex tradicional?

2 comentarios

  1. Pingback: Panasonic LX100, opinión sobre las compactas de gama alta

  2. Pingback: Cámaras mirrorless, sus 4 principales problemas en el 2015

*

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies