bq Aquaris E10 primeras impresiones

A pesar de llevar poco utilizando la nueva tableta de bq, la Aquaris E10, ya puedo dar unas primeras impresiones, esas que en un par de horas tienes más que claras mientras la configuras, bajas las aplicaciones del Google Play, te acercas a la pantalla para ver qué tal se ve la pantalla y abres un par de páginas web para comprobar que funciona bien el navegador. Dicho esto y haciendo un pequeño spoiler de lo que va a ser el resto del artículo, las primeras sensaciones son muy buenas.

Quizás porque tengo aún la bq Edison 3 en mente y el recuerdo de aquella resolución tan baja me dejó unas sensaciones globales un poco frías y aquí nada más encender la pantalla, con el propio logotipo de bq o el de Aquaris sentí que la bq Aquaris E10 era muy buena. La verdad es que siendo sincero la bq Edison 3 con una pantalla Full HD como esta sería una tableta muy buena y aquí bq parece que ha intentado eso, o me da esa impresión, ofrecer una experiencia de usuario parecida con una pantalla mejor y un sonido más alto –evidentemente esto lleva cambios a nivel de hardware–.

bq Aquaris E10 primeras impresiones

Además de las mejoras en pantalla de primeras gusta mucho el diseño, muy “cuadrado”, siguiendo la línea Aquaris, pero también muy bonito. Puede resultar menos incómodo que otros diseños con los bordes más planos, que hacen a los dispositivos de gran tamaño más cómodos de agarrar, pero lo cierto es que en líneas generales es muy agradable, y usable. Los materiales son cálidos y gustan al momento, seguimos con plástico, pero tampoco necesitamos más la verdad.

El punto que menos me ha gustado, ha sido el peso, quizás como usuario habitual de una tableta de 8 pulgadas la he notado algo pesada, aunque es cierto que tampoco estamos delante de un tableta que no se pueda usar por ser un yunque, es acostumbrarse a una postura determinada que en un par de horas no he sido capaz, en unas semanas os cuento más.

bq Aquaris E10 primeras impresiones

Por lo demás todo perfecto, los juegos más básicos –aunque no me ha dado tiempo a exprimirla de todo– funcionan de maravilla, la web carga bien y se mueve fluida y el movimiento por los menús y ajustes es perfecto, en ningún momento se han notado ralentizaciones en el sistema operativo, lo cual es una buena noticia para empezar.