Synology DS120j, análisis

Synology DS120j

Voy a empezar diciendo una verdad como un templo, y esto os avisará de que cualquiera palabra mala sobre el producto de hoy debe de ser suavizada antes de interiorizarla. Odio el incordio que son las conexiones en red y todo lo que ellas suponen. Sé que no es la mejor carta de presentación, pero en The Groyne, siempre hemos querido ser sinceros, y empezar así, me parece muy interesante. Tengo alguna experiencia con sistemas NAS, y no todas muy buenas, aunque quizás, después de probar este Synology DS120j piense algo diferente.

Antes de seguir poner en situación este producto. Es una de las soluciones más económicas que encontramos dentro de los NAS en el mercado, y la opción más barata de la marca. Sin duda una opción pensada para el usuario doméstico que quiere tener el almacenamiento en casa disponible para usar desde un sobremesa y un portátil, o quizás hacer una copia de seguridad de algunas cosas del smarpthone, en vez de usar la nube. Más allá de eso, tengo que decir que esta solución de almacenamiento, se queda justa.

ream
Foto de Ruben Ulloa | The Groyne

La primera razón por la que digo esto, es evidente. Este Synology DS120j solo cuenta con un puerto para poner un disco duro. Está claro que tenemos hasta 16 TB de almacenamiento máximo que para cualquier usuario debería ser suficiente, pero no veo a alguien que tenga lo más mínimo a nivel profesional, con esta solución. Un solo disco, implica no poder hacer copias de seguridad entre discos –bueno, ya veremos que hay soluciones–, etc… Pues la verdad es que nos hace pensar que es eso, y de hecho la marca lo vende así. Solución doméstica o personal. No viene ningún disco con él, hay que comprar uno.

Siguiendo el análisis desde el punto de vista lineal del uso. Hemos abierto el dispositivo y vemos que solo tiene para un disco duro, pues nos toca hablar de su diseño. Es un producto bastante ligero, no es muy grande, aunque quizás se podría optimizar algo más –aunque esto veremos que es positivo posteriormente–, y es bastante bonito. A mí lo cierto es que me gusta. Tenemos un ventilador y las conexiones detrás, toma de corriente, RJ45 –no es inalámbrico– y dos puertos USB para soluciones de movilidad de almacenamiento. Y al encenderlo, otra sorpresa, un poco de ruido al principio, pero después es bastante silencioso –incluso durante el uso prolongado, menos de 17 dB según el fabricante–. Por eso decía que quizás ese tamaño “extra” sea bueno para ofrecer una mejor refrigeración a largo plazo.

Synology DS120j
Foto de Ruben Ulloa | The Groyne

Ahora tocaría seguramente lo mejor, la configuración del dispositivo. Lo cierto es que de primeras es bastante fácil y siguiendo los pasos no tendremos problemas. Tenemos que hacer una cuenta. Hay que acordarse del usuario. Y de un par de detalles más y ya está. Quizás cuando ya tienes un usuario creado y cambias algunas cosas, algunas conexiones se vuelven más confusas. Hay nombre de acceso rápido, hay nombre de usuario, a veces pide el correo en su lugar, después el NAS tiene un nombre. Pequeños detalles, que solo un usuario avanzado tendrá que hacer frente.

Después en el uso, la verdad es que hay que reconocer que tenemos muchas opciones en el Synology DS120j. La solución que tenemos para ordenador va con el navegador web, algo que a mí no me gusta mucho, aunque por lo visto en otros fabricantes, esto suele ser más rápido que programas propios, así que habrá que aceptar esto. Yo soy de los que prefiere una solución propia para estas cosas, pero no pasa nada si funciona bien. Y funciona. Tenemos muchas funcionalidades y muchas pequeñas aplicaciones que instalar. Además de todos los temas de configuración y recursos, tenemos una especie de mercado con muchas más cosas.

A nivel de uso, tenemos una serie de detalles que nos gustan bastante. Primero, podemos configurar una copia de seguridad automática de las carpetas que nosotros queramos de nuestro ordenador. Lo cual creo que es un poco la razón de ser de este dispositivo. Si por ejemplo tienes fotos o vídeos, pues puedes hacer ese volcado automático, y tener siempre estos archivos en dos sitios. También puedes configurar las copias de seguridad desde los puertos USB, que es sin duda un gran detalle. Esos pocos archivos que tú sabes que tienes que tener sí o sí, documentos escaneados, fotos que no puedes perder, pues con una solución económica de USB o disco duro externo, simplemente le dices que todo lo que esté en esa carpeta lo copie y ya está.

Además a nivel de uso, nos permite configurar usuarios y accesos diferentes a algunas carpetas del Synology DS120j, así como desde algunas conexiones concretas –por ejemplo no permitir el acceso desde la aplicación móvil mediante la conexión rápida–. Todo esto está muy bien, pero también tengo que reconocer que esta modelo concreto de Synology tiene un problema. La potencia, no es su punto fuerte. La agilidad de las acciones deja bastante que desear. Ya no es solo que necesites una buena red en casa, que también, sino el propio procesador del dispositivo limita bastante. Solo copiando archivos llega al 99%, esto es realmente malo. Y la memoria RAM tampoco ayuda –sobre un 50% de uso, sin hacer nada–. Así que si tenéis una cámara o móvil que grabe en 4K, olvidaros de ver en streaming esos vídeos desde el Synology DS120j. No nos permitirá hacer muchas cosas con agilidad.

Para acabar, comentar un poco las opciones que tiene para el smartphone. Tenemos muchísimas aplicaciones –igual que en el escritorio–. El Synology DS120j nos permitirá, igual que las soluciones más actuales de la marca, tener un acceso y control total al NAS. La verdad es que creo que aquí, las soluciones de software de la marca, son la diferencia, y quizás, si comparas las características técnicas con otras soluciones, siempre encuentras que Synology es algo más caro que la competencia, pero el uso extra que te da su software y su facilidad de configuración, valen la pena por encima de ese extra en el valor económico.

6.5

Diseño

8.0/10

Opciones de almacenamiento

6.5/10

Rendimiento

3.0/10

Software y conexiones

8.5/10

Pros

  • Configuración rápida y muchas opciones de software
  • Muy poco ruido y fácil de montar
  • Un buen precio para el usuario doméstico

Contras

  • Poca potencia, reproducción de vídeo difícil y acciones más complejas bastante lentas
  • Quizás sea demasiado sencillo en algunas cosas, no sé si el mercado doméstico de NAS tiene un gran público

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.