Jooble

¿Quieres trabajar en España o en el extranjero? Gracias a la gran cantidad de recursos que ofrece Internet, es posible encontrar el empleo ideal desde la comodidad de tu casa. Hoy en día casi todas las empresas tienen presencia digital, y muchas prefieren recibir candidaturas directamente en su bandeja de entrada.

Aquí van algunos consejos:

1. Utiliza un buscador de empleo

Tenemos a nuestra disposición muchos buscadores que recopilan miles de anuncios y ofertas de trabajo de empresas, organizaciones y agencias de reclutamiento en una sola página, de forma que te ahorran el tiempo que gastarías en entrar en cada una de ellas y revisar si tienen vacantes abiertas.

Uno de los sitios web más visitados para buscar trabajo es Jooble, un motor de búsqueda de empleo presente en 66 países. Permite buscar ofertas por puesto, ciudad, región o sector concreto utilizando palabras clave. Con un solo clic puedes inscribirte en ellas y enviar tu currículum a varias empresas en tan solo unos minutos.

Recuerda: a cuantas más compañías envíes tu CV, más oportunidades tendrás de elegir un buen trabajo que corresponda a tu perfil profesional.

2. Haz contactos a través de las redes sociales

Si las compañías en las que nos gustaría trabajar no tienen ofertas disponibles, siempre podemos tomar la iniciativa y contactar con personas que trabajan en ellas o bien en sectores que nos interesan. Redes sociales como Facebook, LinkedIn o incluso Twitter pueden ser una herramienta poderosa de networking para interactuar con profesionales que nos pueden ayudar a conseguir nuestros objetivos laborales.

3. Cuida tu reputación online

Un aspecto importante a tener en cuenta es lo que se conoce como reputación online: lo que los usuarios encuentran al buscar tu nombre en Internet. Al igual que cuidas tu imagen a la hora de acudir a una entrevista de trabajo, debes tener cuidado con la información que compartes públicamente en la red: fotografías, vídeos, comentarios y, en general, todo lo que pueda dejar huella en la web y afectarte negativamente.

Cada vez más empresas analizan los perfiles digitales de los candidatos y, en ocasiones, esto puede ser un factor crucial para que tu candidatura destaque o, por el contrario, sea descartada.