Sengled Boost, análisis con vídeo

Si ayer os hablábamos de una bombilla conectada un poco especial, como es la Sengled Pulse Solo, hoy nos toca seguir con otra bombilla conectada bastante especial. Realizada por la misma marca, y con las mismas premisas, es un 2×1, hoy os vamos a hablar de la Sengled Boost. ¿Qué será eso de la Sengled Boost? Pensaréis algunos. Pues es una bombilla con repetidor Wi-Fi, puede parecer algo raro, pero es la realidad, en la bombilla tenemos un repetidor Wi-Fi, al que nos conectamos con el smartphone y así podemos controlar tanto la bombilla como el propio repetidor y su configuración.

Para nosotros es otro análisis diferente más, y un poco más complejo, porque al final el uso es una parte importante, yo no le conseguí encontrar un uso concreto, pero quizás en otras situaciones y para otros usuarios, esta unión va de maravilla despejando enchufes y no preocupándose por otras cosas. En mí caso era un poco extraño el hecho de encender y apagar la bombilla y la conexión Wi-Fi.

Sengled Boost

A nivel de bombilla, empezamos el análisis como en la Sengled Pulse Solo, tenemos una bombilla LED de 7,5 W que rinde a 550 lumens, lo que vendría siendo más o menos una bombilla de 45 W de las tradicionales. No es una gran bombilla, funciona bien, tiene un rato W / lumens más o menos adecuado, pero no reside ahí el interés de un modelo de bombilla como este, sino en todo lo demás.

En este caso tenemos tres tipos de conexión disponibles, seguramente las más habituales, GU10, B22 y –la más usada– E27. Es bastante interesante poder contar con diferentes conectores y en especial el tema del GU10, que para muchos será importante porque en algunas situaciones casi solo existen conexiones GU10. En esta Sengled Boost tenemos una temperatura de color de 3000 K, lo que nos ofrece una luz «blanco cálido», siempre según las palabras del fabricante, yo soy más de decir que es una bombilla que tiende a ofrecer una luz que tira a amarillo. Es una bombilla cálida, está en lo que podríamos entender casi como neutro, pero apara mí gusto por ejemplo es algo cálida, en especial si pensamos en utilizarla en un espacio de oficina.

Sengled Boost

Para la configuración de la bombilla, y de la red Wi-Fi que va a repetir, disponemos de una aplicación propia de Sengled, creada para esta bombilla –aunque el fabricante tiene muchos tipos de bombillas, ofrece una aplicación para cada familia, lo que asegura el correcto funcionamiento de la misma, y no genera problemas ni ralentizaciones–. La realidad es que la aplicación funciona bien, no es ninguna maravilla, pero ofrece un buen uso. A nivel de diseño es bastante sencilla, no es nada maravilloso, pero sí que es bastante rápida y fluida.

Desde la aplicación podemos controlar la intensidad lumínica de la bombilla, así como su encendido y apagado, configurar la red Wi-Fi que queremos «rebotar» y también el comportamiento de la misma al encenderla y los automatismos.

Sengled Boost

Hablando de la parte extra de esta Sengled Boost, el repetidor Wi-Fi, no compras una bombilla de 50/60 euros por el simple hecho de poder controlar la intensidad lumínica desde el smartphone, la realidad es que la experiencia que ofrece es floja. El repetidor es fácil de configurar, de manera automática se conecta a la red y crea una con el nombre Boost, con la misma contraseña, muy rápido y muy fácil.

Si analizamos la conexión, pues tampoco hay diferencias de velocidad y ping respecto a un repetidor estándar, ofrece casi lo mismo y los datos numéricos son similares. El problema real viene en el rango de alcance, bastante inferior y con bastante limitaciones. de hecho si tienes un router más o menos bueno y colocas la bombilla a mitad de la señal del router, es probable que el rango de alcance sea el mismo –e incluso inferior el de la bombilla respecto al del router–.

Conclusiones Sengled Boost

Un dispositivo que funciona bien para lo que ofrece, que podría ser un repetidor Wi-Fi mejor, que podría ser una bombilla mejor, pero que la realidad es que es complicado encontrarle un uso. Tenemos que tener una bombilla siempre encendida con el interruptor para tener el repetidor Wi-Fi, y la podemos apagar desde el smartphone, entonces la tendremos que tener en un sitio concreto, que no sea de paso, y que podamos encenderla siempre con el smartphone –ojo, no existe aplicación para Windows o dispositivos grandes–. Es cierto que si la llave está encendida, se apaga y se vuelve a encender la bombilla se enciende, pero perdemos la conexión Wi-Fi.

Está claro que podemos imaginar algunos usos en los que sea relativamente sencillo encajar esta bombilla, pero por lo general, no será lo habitual. La temperatura de color tampoco ayuda a pensar en ella en un despacho/oficina, ya que es un poco más cálida de los que sería recomendable para estos usos. Un dispositivo que parece interesante y que es probable que alguien vea útil para su día a día, pero que yo durante las semanas de uso, no conseguí encajar en mis hábitos de uso.

Sengled Boost

Sengled Boost

6.8

Diseño

7.5/10

Luz

7.0/10

Aplicación

8.0/10

Repetidor Wi-Fi

4.5/10

Conectividad

7.0/10

Pros

  • No es una bombilla fea dentro de lo que podría haber sido, podemos ponerla en una lámpara a la vista que no llama la atención para mal, aunque sea un poco grande
  • La aplicación específica para la bombilla Wi-Fi funciona muy bien, y es muy sencilla de configurar la bombilla. Una buena noticia, rápida y estable, el diseño es mejorable, pero la experiencia en general es de notable

Contras

  • No tengo claro si son dos usos que acaben de cuadrar a la hora de unirlos en una bombilla, para encender la bombilla de una manera sencilla tenemos que apagar y encender el interruptor, si no queremos coger el móvil, lo que provoca un corte en la conexión Wi-Fi que genera su repetidor. No creo que usar el smartphone para todo sea la mejor solución
  • El precio no está del todo mal, pero si realmente quieren meterse en el mercado, una bajaba de precio es obligatoria, casi 60 euros por un mal repetidor Wi-Fi y por una bombilla de tantas, es muy caro
Imagen por defecto
Ruben Ulloa

Fundador de Arquitectura de Galicia y The Groyne, editor especializado en tecnología y análisis de producto. Colaborador en Xombit y Andro4all realizando análisis de producto. Dime de qué quieres saber y te haré un blog o un vídeo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.