Samsung Galaxy Note 7, ya tenemos el nuevo gigante coreano

Después de infinidad de rumores, posibilidades y filtraciones, el Samsung Galaxy Note 7 es real y la verdad es que no ha sorprendido a nadie, al menos a grandes rasgos porque –como ya lleva tiempo sucediendo en esto de la tecnología– se conocían todos los detalles del nuevo phablet de la firma coreana. El primero, el nombre, hemos dejado atrás la versión «6», que en realidad es esta, y tenemos un número 7, para no despistar a los compradores y equiparar la gama Note a la gama S en cuanto a número. No hay grandes sorpresas en que el dispositivo es «edge», ya perdemos la versión «flat» y solo existe el diseño premium.

Tampoco hay novedades con el diseño, misma línea, ni con el hardware, de lo mejor de Android, ni con la seguridad, pese a la novedad del lector de iris y la continuidad del sensor de huellas digitales, todo sigue las líneas marcadas por las filtraciones y los rumores de los últimos meses. El Samsung Galaxy Note 7 es un bicho –y seguramente será el mejor terminal del año–, pero a los que seguimos un poco esto de la tecnología, no nos ha sorprendido en exceso.

Samsung Galaxy Note 7

Empezando por el diseño la verdad es que no tenemos grandes novedades, un poco lo que todos podíamos esperar del terminal coreano, han llegado a un diseño suyo propio y lo siguen –muchos dirán que se parece a los Xperia Z en los terminales «flat», que bebe del iPhone y mil cosas más, pero la realidad es que es su imagen de marca–. Detalles como el botón «Home» son característicos y no los van a cambiar. Siguen con pequeños refinamientos, la salida de audio sigue en la zona inferior, logotipo de Samsung arriba, acabados premium, una pequeña continuación del Samsung Galaxy S7 Edge, pero en otra gama diferente.

Una de las diferencias es el tamaño, aquí tenemos 5,7 pulgadas de pantalla frente a las 5,5 pulgadas de pantalla que tenía el modelo Edge del S7. Por lo demás, este Samsung Galaxy Note 7 se diferencia en su parte «Note», con el añadido del S-Pen con gran punto diferencial de toda la gama de phablets de Samsung. En lo relativo al diseño poco que contar que no hayamos visto en las dos últimas generaciones de S y Note de la firma coreana. Al fin si han subido al carro de la calidad, a ser premium, a utilizar materiales nobles, y parece que no lo van a dejar. Seguimos con certificación IP68, lo que hace a este Samsung Galaxy Note 7 resistente al agua y al polvo.

Samsung Galaxy Note 7

Como hace varias generaciones en esta gama, la firma asiática ha apostado por una pantalla de 5,7 pulgadas de tipo SuperAMOLED y una resolución QHD con 518 ppp de densidad de píxeles por pulgadas para este Samsung Galaxy Note 7. La diferencia es que aquí tenemos un terminal «Note» con los dos lados curvos, una novedad ya que la versión el año pasado era «flat».

En cuanto al hardware, Samsung vuelve a apostar por el top, aunque se hablaban de posibles especificaciones diferentes, al final ha imperado la razón, un procesador de 8 núcleos y 14 nm, un 4 + 4 como ya viene siendo habitual, con 4 GB de memoria RAM (LPDDR4) y 64 GB de almacenamiento interno (UFS 2.0). Como podemos ver, uno de los dispositivos más potentes de Android, una auténtica bestia, alimentada por una batería de 3.500 mAh con carga rápida, tanto por cable como de manera inalámbrica –esta vez el conector es un USB Tipo-C–.

Samsung Galaxy Note 7

A nivel de conectividad Samsung ha hecho hincapié en estas últimas generaciones en el pago «contactless», ese que empiezan a tener algunos bancos y que Samsung quiere potenciar como pagos móviles con sus dispositivos a través de Samsung Pay, aquí tenemos dos protocolos, NFC y MST. Por lo demás, todo lo que se podía esperar, LTE Cat.12, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, Bluetooth 4.2, GPS, GLONASS y Beidu para el posicionamiento. En definitiva este Samsung Galaxy Note 7 viene muy cargado de todo aquello que podamos necesitar a nivel de hardware.

Donde Samsung más me ha sorprendido en las últimas generaciones, es en el tema de las cámaras, el Samsung Galaxy S7 fue un puñetazo encima de la mesa y en este Samsung Galaxy Note 7 pues seguimos por el mismo camino. Mantenemos una cámara de 12 megapíxeles con estabilizador óptico de imagen (OIS) y una apertura focal f/1.7. La cámara trasera será de la mejor del mercado –o la mejor a la espera de lo que diga Apple con su nuevo iPhone–. La cámara delantera de 5 megapíxeles contará también con una apertura f/1.7, una gran noticia para los amantes de los selfies.

Samsung Galaxy Note 7

A nivel de software contamos con la última versión de Android liberada por Google, Android 6.0 Marshmallow, como siempre con la capa de personalización de Samsung TouchWiz, algunos dirán que es una capa que ensucia mucho la experiencia de Android, que prefieren capas más ligeras, con menos añadidos, que tiene lag, y mil cosas más, pero la realidad es que como usuario de la gama Note –he tenido dos terminales de esta gama–, la gran potencia del S-Pen reside en todos los añadidos de Samsung, está claro que podría meter los añadidos en Android stock, pero para ellos no sería crear una imagen de marca.

Ahora llega el momento de los «sensores», algo que hace unos años pasaba completamente inadvertido, en el caso de Samsung, es obligatorio hablar de ello, por un lado tenemos sensor de huellas dactilares, sensor de frecuencia cardíaca, barómetro, y sensor/escáner de iris. La seguridad se ha vuelto importante en los smartphones y más con el tema de los pagos móviles, así que cada vez cobra más importancia el tema de la seguridad en esto de los dispositivos móviles.

Samsung Galaxy Note 7

Samsung Galaxy Note 7

Samsung Galaxy Note 7

Samsung Galaxy Note 7

Imagen por defecto
Ruben Ulloa

Fundador de Arquitectura de Galicia y The Groyne, editor especializado en tecnología y análisis de producto. Colaborador en Xombit y Andro4all realizando análisis de producto. Dime de qué quieres saber y te haré un blog o un vídeo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.