LG G4, una de las mejores experiencias fotográficas en un smartphone

La cámara de este LG G4 es sin duda uno de los puntos que más ha reforzado la firma coreana en la evolución de su terminal.

Ya en el modelo anterior, el G3, nos encontrábamos una buena cámara, con un interfaz sencillo, y con un objetivo claro en mente, la rapidez.

Con este nuevo modelo han querido ir un paso más allá, mejorando los números de ambos sensores, en los que pasamos de los 13 megapíxeles de cámara trasera, con f2.0, y 2,1 megapíxeles de cámara frontal, a 16 megapíxeles en cámara trasera, con una lente de seis elementos y f1,8 — superior a la del Galaxy S6 (F1.9) o el iPhone 6 (f2,2) — y 8 megapíxeles en la cámara delantera, a la altura de los mejores terminales fotográficos para selfies.

Como podemos ver en la siguiente galería, el tamaño de las fotos, o dicho de otra forma, los megapíxeles, no serán un problema. Las capturas están escaladas a una anchura máxima de 770 megapíxeles para adaptarla al formato del blog, pero dejaremos un recorte a escala original (5312×2988 Mp) para que podáis haceros una idea del tamaño que alcanzan las fotografías del LG G4.

Contará también esta magnifica cámara trasera con estabilizador óptico de imagen (con la versión evolucionada OIS 2.0) y el sistema láser de autoenfoque, que ya veíamos en el G3 y que en condiciones de baja luz nos ayudará, y mucho, para un correcto enfoque de nuestras capturas. Es además el primer smartphone en incluir un sensor de espectro del color (CSS), que mejora la precisión del color leyendo los valores RGB de la luz en una escena y la luz infrarroja reflejada por los objetos, ajustando el balance de blancos para tener una imagen más realista.

Pero no solo vemos mejora en cuanto a hardware. El software de cámara de este LG G4 también presenta cambios significativos con su predecesor, ofreciéndonos 3 modos de uso, que van desde lo simple a lo avanzado, adaptándose a prácticamente cualquier exigencia del usuario.

Modo Simple

Lg G4, aspecto del interfaz modo simple
Lg G4, aspecto del interfaz modo simple

Su propio nombre indica lo que nos podemos encontrar en este modo, prácticamente nada. Solamente tendremos acceso al menú de cambio de modo, la galería y el botón de retroceso. El resto de la pantalla lo tendremos completamente libre y bastará con pulsar cualquier punto de la misma para realizar la captura, más sencillo imposible.

Modo básico

Lg G4, aspecto del interfaz modo básico
Lg G4, aspecto del interfaz modo básico

El modo básico corresponde a lo que nos encontramos de forma habitual en cualquier interfaz de cámara de smartphone. A las opciones que ya venían en el modo simple añadiremos los botones de captura de imagen o de video; las opciones de flash; el cambio de cámara entre la trasera y delantera (que también podremos hacer de forma gestual deslizando el dedo de un extremo a otro de la pantalla); el modo (cambiando normal, panorámica o captura doble, montando las imágenes de la cámara trasera y delantera en la misma imagen); y los ajustes, en los que podemos ajustar el rango dinámico con el modo HDR, el formato (16:9, 4:3 o 1:1 para foto y UHD, FHD, HD o cámara lenta para el video), la captura por voz (podemos decir «Cheese», «Smile» o «Kimchi» entre otros para que el terminal haga la captura por nosotros), el temporizador, o el activar o desactivar la rejilla.

Como vemos un interfaz sencillo, con las funciones básicas, que nos sacará de cualquier apuro y que será uno de los más utilizados en una situación normal.

Modo avanzado

Lg G4, aspecto del interfaz modo avanzado
Lg G4, aspecto del interfaz modo avanzado

El modo que marca diferencias con la mayoría de la competencia es este modo avanzado. Si tenéis experiencia con cámaras réflex o estáis familiarizados con el mundo de la fotografía seguramente os gustará trastear con las opciones que nos brinda la cámara de nuestro G4. Podemos cambiar el balance de blancos, ajustando la temperatura de nuestras tomas; hacer uso del enfoque manual, podemos hacer unas buenas combinaciones con el modo macro (enfoca a 4-5cm) jugando con un bokeh correcto; podemos modificar la ISO, la velocidad de apertura o combinar ambas con la compensación de exposición.

También tendremos la opción de escoger el formato RAW + JPG, con lo que podremos tener más facilidades a la hora de editar nuestras imágenes en el pc o activar/desactivar el histograma que nos aparece en la barra de información superior.

El interfaz no es tan vistoso como el sistema de ruedas que vemos en los Lumia, pero es sencillo, no nos satura la pantalla y es bastante intuitivo si tenemos unas nociones básicas de fotografía. Vamos a ver unas cuantas imágenes, escaladas a los 770 megapíxeles de ancho, para compbobar la perfeca armonia entre un excelente hardware y un buen software.

¿Merece la pena utilizar este modo avanzado? ¿Mejorará mis fotografías?

Pues como gallego que soy os diré si y no. Desde luego no me parece el modo más adecuado para un uso espontáneo de la cámara, pero para esas situaciones ya tenemos el modo básico, que cumple con creces. Es un modo más para tomárselo con algo de calma, para disfrutar, con límites, un poco más de la fotografía.

Y si, puede mejorar tus fotos, pero también pueden salirte unas castañas. Deberás tener claro qué tipo de fotografía quieres realizar o si quieres salirte de los parámetros preestablecidos del modo básico, buscar más o menos luz, un enfoque diferente, cambiar la temperatura de la imagen o una larga exposición para captar el movimiento, opciones que no son habituales en un smartphone y que agradecemos ver en el LG G4.

Jugando con los tiempos de exposición y la temperatura de la imagen podemos realizar excelentes tomas en condiciones de poca luz.
Jugando con los tiempos de exposición y la temperatura de la imagen podemos realizar excelentes tomas en condiciones de poca luz.

En nuestra experiencia de usuario podemos decir que sí hemos utilizado, y mucho, este modo avanzado. Sobre todo para capturas con poca luz, jugando con la ISO cuando no podíamos mantener el terminal inmóvil o ajustando la velocidad de apertura ayudados por un trípode para exposiciones más largas. Y la verdad es que estamos muy satisfechos con el rendimiento general de la cámara.

lg-g4-modo-basico-vs-modo-avanzado

Son muchos los puntos positivos que le encontramos, velocidad, interpretación de color, definición, interfaz,…. y como negativos quizás solo destacaríamos dos pequeños detalles. El primero sería el no disponer de un botón físico para la cámara, podría ser útil en un terminal de esta orientación fotográfica; y el segundo sería la calidad de la captura a cámara lenta, donde se queda lejos de lo que nos ofrece por ejemplo iPhone. Dos males menores que apenas turbian un gran trabajo de LG con la cámara del G4.

¿Habéis podido probarlo ya? ¿Os parece una de las mejores cámaras que hay actualmente dentro del mundo smartphone? Esperamos vuestras opiniones.

Imagen por defecto
Tito Toscano

Eterno estudiante de arquitectura en la ETSAC.
Paisajista/diseñador en mis ratos libres.
Blogger de profesión.
Aficionado a todo tipo de deportes, videojuegos, cine, series,... y a todo lo relacionado con el modelismo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.