Wiko Highway Star, Pure 4G y Android 5.0 Lollipop, el paso de gigante que la firma necesita

La firma francesa Wiko crece, eso es innegable. La estrategia de presentar multitud de terminales de diferentes gamas y precios para todos los bolsillos parece algo disparatada, ya que competir con gigantes como Samsung o LG parece todo un suicidio, pero viendo los terminales de referencia de la firma, como el Wiko Highway Star 4G cuyo análisis ya os hemos enseñado, así como el delgadísimo Highway Pure 4G, considero que podemos estar delante de una de esas firmas que empieza sin hacer ruido pero que en cuestión de un año, o incluso antes, pueden colarse en muchos hogares en nuestro país.

Diseños muy cuidados y atractivos, buenas prestaciones a un precio asumible y razonable, y con detalles muy cuidados, como el mismo paquete en el que recibimos los terminales. Todo parece bien atado en la firma, a excepción de un detalle, un pequeño detallito que a algunos usuarios nos preocupa (nótese la ironía): el software.

Y no es que estos terminales estén llenos de bugs, lags, retrasos en la experiencia o problema de ese tipo, no al menos los modelos que hemos podido probar en The Groyne, más bien justo lo contrario, su desempeño es sorprendente en algunos terminales para el nicho de mercado en el que pretende ubicarse. Pero el problema, el gran «pero» llega en el momento en que buscamos el menú de Ajustes, Información del teléfono y allí lo vemos, Android 4.4 KitKat en su interior.

Wiko marca

Con Android 6.0 Marshmallow a dos meses de ser lanzado oficialmente, prácticamente un año desde el lanzamiento de Android 5.0 Lollipop, los principales terminales de Wiko aún no cuentan con su dosis correspondiente de actualización. Y si bien Wiko ha hecho un buen trabajo en la optimización de los pequeños retoques que ha hecho a Android puro, el paso de gigante que darían estos terminales con Android 5.0 Lollipop sería abrumador.

Notificaciones en la pantalla de bloqueo, nuevos modos de silencio para no molestar, nuevas animaciones y transiciones con Material Design, nuevos métodos de desbloqueo.. la lista de mejoras cuantitavas es grande, demasiado como para que los usuarios de estos buenos, muy buenos móviles, tengan que soportar prácticamente un año después de la salida de la versión oficial de Android 5.0 Lollipop una versión KitKat que viera la luz hace prácticamente año y medio.

Es justo en estos detalles donde Wiko tiene que echar el resto. Un hardware potente con un diseño increíble, no puede ni debe echarse a perder cuando el consumidor y usuario medio vea que aún es Android 4.4 KitKat la versión que da vida a estos productos. Si consiguen procesos de actualizaciones más rápidos y mantienen el mismo nivel en el resto de apartados, saquemos la libreta y apuntemos el nombre de Wiko con tinta negra para los próximos meses.

Imagen por defecto
Pablo Rosillo

Tecnología como herramienta, motor de cambio, accesible y eficiente. Estudio ciencias sociales en Madrid, intento aprovechar y comunicar al máximo todo lo que la tecnología puede ofrecernos a todos sus niveles. Usuario, seguidor y, quizás promotor, de una sociedad conectada.

4 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.