drones en el espacio destacada

La historia de los drones en el espacio no es nueva, la NASA ya ha enviado algunos a Marte con el propósito de estudiar este planeta y tratar de identificar si alguna vez hubo vida o al menos agua en la superficie marciana.

El uso de drones para explorar lugares peligrosos o con condiciones medioambientales extremas, es una práctica común tanto en la tierra como en los planetas a los que hemos podido llegar, sin embargo, los robots que se vienen utilizando tienen limitaciones de movilidad, son lentos y con movimientos algo torpes, una característica que les impide alcanzar otros terrenos.

Tomando en cuenta lo anterior, el movimiento más lógico es desarrollar drones que sean capaces de volar tanto en el espacio como en atmósferas diferentes a las de La Tierra, una paso hacia adelante que ya ha dado la NASA y que se encuentra desarrollando en el Centro Espacial Kennedy.

En detalle esta nueva generación de drones, tendrían la misma forma que los quadcopteros tradicionales, sólo que debido a la falta de aire en el espacio o las variaciones en las atmósferas de otros planetas, en vez de utilizar hélices para volar utilizarían un sistema de propulsión a base de gas.

Aparte de esta nueva forma de volar, la cual es toda una novedad en el mundo de los drones, los ingenieros de la NASA se encuentran ante otro reto que superar, y este nada más y nada menos es determinar si la tecnología con la que se cuenta actualmente, es capaz de hacer que estos robots puedan volar de forma autónoma, algo que en mi opinión tendrá que esperar un poco y por ahora estos quadcopteros tendrán que ser operados por alguien desde La Tierra o desde alguna estación espacial.

Por otro lado el uso que se le dará a estos drones no es muy diferente al que vemos ahora mismo, su principal misión será la de recolectar muestras de terreno, minerales o cualquier otro compuesto orgánico o inorgánico que los científicos quieran estudiar. Para esta tarea estos drones tendrán que estar equipados con herramientas de varios tipos, algo que ha afectado directamente en su tamaño haciéndolos hasta dos veces más grandes que los drones convencionales.

Como comentaba anteriormente, otro de los principales usos que se les dará a estros drones será el de utilizarlos para llegar a lugares donde los actuales robots terrestres no pueden ir. Algo que pareciera que la NASA quiere probar desde un primer momento, y uno de sus primeros planes sería volar uno de estos drones dentro de alguno de los tantos volcanes de Marte.

La teoría para esta primera misión, es que estos volcanes al estar extintos (repito en teoría) pudiesen servir de base y refugio a los astronautas contra la radiación, temperaturas extremas, cambios climáticos y demás inclemencias de la atmósfera marciana.

Una nueva carrera hacia la conquista del espacio ha comenzado, esta vez con la ayuda de drones capaces de volar en el espacio y en atmósferas carentes de aire, algo que les permitirá llegar hasta lugares actualmente imposibles de alcanzar para los drones terrestres. La única incógnita que me queda, es si se encuentra vida en otros planetas, cómo sería la reacción de estos habitantes extraterrestres al ver nuestros drones. ¿Tu qué opinas?.