China lo piensa de nuevo y elimina el bloqueo a las consolas de vídeojuegos

En China serán más felices a partir de ahora. Esto diciéndolo desde el punto de vista de todas aquellas personas — yo incluido — que han tomado a los vídeojuegos como su «pasatiempo» por excelencia.

¿Por qué en China no eran tan felices?, sencillamente porque desde hace 15 años las consolas de vídeojuegos estaban vetadas de este país asiático, una prohibición que obedecía estrictamente a temas culturales, apoyados en la creencia de que el concepto de vídeojuego como tal, causaba efectos nocivos en los niños o en todo aquel que lo jugara.

Esta restricción dejó a todo aquel que quisiera pasar algunas horas con el mando en la mano con básicamente dos opciones, la primera era irse directamente a los llamados mercados negros, donde con las dificultades propias del tema se podían conseguir consolas y juegos, aunque teniendo que pagar el sobreprecio impuesto por el riesgo de comercializar este tipo de productos de forma ilegal.

La otra opción que se tenía era la de jugar en el móvil, recurrir a juegos online o la PC, alternativas que de cierta forma llenaron el vacío que había generado la ausencia de consolas de videojuegos. Es verdad que dentro de estas opciones destaca el PC, que en muchos casos ofrece un rendimiento superior al de las consolas, pero que también se ve afectada por sus propios problemas como contenidos exclusivos para consolas, mayor facilidad para hackear los juegos, y en muchos casos la necesidad de tener unas especificaciones de hardware bastante punteras para poder jugar a plena capacidad.China bloqueo consolas vídeojuegos

Afortunadamente y para beneficio de los gamers chinos, esta restricción acaba de ser eliminada, y de acuerdo con una sentencia emitida por el propio Ministro de Cultura Chino, compañías como Sony, Microsoft y Nintendo entre otras, tendrán permitido fabricar y vender vídeojuegos a lo largo y ancho de todo este país.

Sin embargo, esta libertad será controlada muy cuidadosamente por funcionarios y entes gubernamentales, en este sentido las ventas de consolas de vídeojuegos estarán reguladas y vigiladas muy de cerca, mientras que cada consola será inspeccionada individualmente antes de salir a la calle.

Aunque sin ser como debería, se ha dado un paso adelante en beneficio de todos aquellos a los que nos gustan los vídeojuegos, un movimiento que muy posiblemente nos beneficie a todos por igual, ya que y sin entrar en temas de explotación y coste de la mano de obra, los fabricantes tendrán la capacidad de dinamizar su estrategia de producción, aligerando carga de otras instalaciones y redireccionando estos recursos hacia otras funciones, entre las cuales estaría la parte de innovación.

Los videojuegos y la tecnología en general tienen en las diferencias culturales e ideológicas uno de sus principales obstáculos o retractores, algo que es totalmente respetable, pero que el algunos casos como este que hablamos hoy carecen de fundamento, esto lo digo porque está más que comprobado que el jugar vídeojuegos de forma sana y sin excesos no ocasiona ningún efecto negativo en las personas, de hecho es todo lo contrario a lo que se suele creer.

Yo ya he dejado bien clara mi postura en cuanto a este tema, pero ¿cuál es la tuya?. ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!.

Imagen por defecto
Jose Antonio Alvarado

Ing. de Sistemas, adicto a la tecnología y gamer que no ha dejado nunca de lado la música y los deportes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.