Nokia Lumia 830, primeras impresiones

Hace un par de días que ha llegado a nosotros el Nokia Lumia 830. La última baza de la prestigiosa firma finlandesa que tantos terminales de éxito nos ha dejado, pero que ahora deja en manos de Microsoft el porvenir de la división de telefonía inteligente.

Según la propia firma, el Lumia 830 llegaba como «el teléfono insignia accesible», presentando un diseño a la altura de los terminales de gama alta, con un elegante marco de aluminio mate, y una gama de colores para la tapa trasera que incluye dos opciones más llamativas y alegres en naranja y verde, y otras más elegantes y sobrias como son el negro y el blanco. Dando cuerpo a unas dimensiones totales de 139,4×70,7×8,5 milímetros, y un peso 150 gramos.

lumia-830

¿Qué rendimiento podemos esperar de este Lumia 830? La verdad es que por números no nos encontramos nada del otro mundo, montando un chipset Qualcomm Snapdragon 400, con 1GB de RAM, y 16GB de memoria interna. Pero por ahora parece suficiente para cumplir las exigencias de Windows Phone y la aplicaciones del día a día. En nuestro análisis a fondo trataremos de exprimirlo a fondo para ver como se comporta con las aplicaciones y juegos más exigentes.

La autonomía no parece un problema con una batería de 2.200mAh, más teniendo en cuenta que tenemos un panel no demasiado exigente ClearBlack-IPS de 5 pulgadas y de resolución 720p. Hay quien echa en falta una resolución mayor, pero seguramente sea suficiente para la gran mayoría de usuarios.

Otro apartado que tenemos ganas de explorar a fondo el sistema operativo Windows Phone, en su versión 8.1. Un sistema operativo a la sombra de los todopoderosos Android e iOS, pero en el que tenemos muchas esperanzas puestas tras las últimas novedades que nos está presentando la firma americana, incluida su próxima actualización a WP 10.

lumia-830-pantalla

Por último tenemos la cámara. Muy alta es la reputación que tienen las cámaras que montan los terminales de la gama Lumia, tanto por sus sensores —10 megapíxeles con estabilización óptica— como por su interfaz de cámara, una de las más completas y de la que pronto os ofreceremos una comparativa con sus principales competidores–. Mantendrá así la experiencia PureView, eso si, un par de peldaños por debajo de la de su hermano mayor, el Lumia 930.

¿Qué opináis de este Nokia Lumia 830? ¿Es quizás un buen candidato para dar el salto a Windows Phone?. Pronto os contaremos nuestras conclusiones en el análisis a fondo que preparamos en The Groyne.

Imagen por defecto
Tito Toscano

Eterno estudiante de arquitectura en la ETSAC.
Paisajista/diseñador en mis ratos libres.
Blogger de profesión.
Aficionado a todo tipo de deportes, videojuegos, cine, series,... y a todo lo relacionado con el modelismo.

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.