Rubén Pozo vuelve a sonar como un amateur

Si hubiera que definir este álbum en una sola palabra esta sería, sin duda, “amateur”. Y es que el disco no suena, chirría, desde la primera canción, huele a amateur.  Desde esa bofetada de  “hola q ases”, la primera en la cara, apesta a amateur.

Sus melodías, su voz, sus letras y sus rimas fáciles, parecen armadas, incrustadas y pateadas por un chaval aprendiendo a golpear su primera guitarra del curso CCC. Un mejunje sin orden ni sentido de canciones con trozos, trazos y pedazos… intentos… de rock por aquí, pop por allá y una migaja de rumba por aculla… ¿un amago de blues? ¡Qué demonios! ¿Por qué no?…

 

 

Si están pensando en comprarse el nuevo disco de Rubén Pozo háganse un favor, y háganselo a su barrio. Bajen a la calle, busquen su bar de conciertos más cercano, hoy mismo, y toque quien toque, compren su maqueta. Sean quien sean, apuesto que sonara mejor y le agradecerán más el dinero.

Hace no mucho Rubén llenaba estadios coreando sus canciones. Hoy ni los más fieles y estoicos fans de Pereza soportarán este disco entero, del tirón, sin pasar canciones como locos, buscando infrucítiferamente la decente, el gol de la honra en la goleada, la que salvara el desastre. Pero no existe, no hay manera. Incluso sus groupies fingirán que han escuchado el Cd, como fingen los orgasmos. “Sí cariño, me ha encantado, eres el mejor”.

Parecía duro, pero cuando creías que todo había terminado, y que con suerte mañana lo habrías olvidado… No, Rubén nos guardaba lo mejor para el final. Después de la tormenta no llega la calma. Llega un rayo que te tumba y calcina. Llega la libre, liberal y libertina versión del clásico de David Bowie “Starman”. ¿Pero es que este muchacho no tiene ningún buen amigo que le diga “oyes colega, me parece muy bien que te guste esa canción. Pero no publiques eso”?

 

 

En un duro pulso al doloroso “Angie” de Melendi, Rubén nos deleita con su “Starman 2.0”. Como diría Mourinho ¿Por qué? ¿POR QUÉ?… ¿Por qué Rubén? ¿Pero qué te hemos hecho? ¿Qué te ha hecho el bueno de David?.

Rubén vuelve a demostrar que una retirada a tiempo puede ser una victoria… una gran victoria.

Imagen por defecto
Cesar E.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.