Samsung Galaxy Note Edge

Hace mucho tiempo, algo más de un año hace ya, que vemos que Samsung toquetea con las pantallas curvas en el lateral y hoy nos presenta su primer dispositivo de venta al público –lo otro eran prototipos presentados en el CES 2013 de Las Vegas–, el Samsung Galaxy Note Edge. Un nuevo terminal móvil muy parecido al Samsung Galaxy Note 4, tanto que comparte hardware interno con él, el cual es una apuesta arriesgada y busca ser el futuro de los teléfonos “sólo pantalla” que buscan muchos fabricantes.

Lo que diferencia a este Samsung Galaxy Note Edge del Samsung Galaxy Note 4 es la pantalla, además de tener un tamaño inferior, pero casi inapreciable, cuenta con una pequeña curvatura en el lado derecho que hace diferente el dispositivo a casi todo lo visto antes en el mercado. En cuanto a las prestaciones del mismo, hablamos de un panel de tipo OLED, como no podía ser de otra manera, con resolución QHD, en concreto 2560×1440 píxeles. Según hemos podido ver en los diferentes hands-on del Samsung Galaxy Note Edge, parece que el panel que monta ofrece las mismas características que los paneles AMOLED que suele montar la firma coreana, buenos ángulos de visión, negros muy puros y colores saturados. Sin duda el punto interesante es el “panel lateral” de la pantalla que casi hace de este dispositivo un concepto diferente al original, provocando accesos directos y funciones desde esa banda que se sitúa en la parte curva de la pantalla.

Samsung Galaxy Note Edge

Por lo demás contamos con un procesador Qualcomm Snapdragon 805 para el modelo internacional, con 3 GB de RAM y una cámara trasera de 16 megapíxeles, que montará un estabilizador de imagen óptico, el primero junto con el de su hermano el Samsung Galaxy Note 4 que ofrece la compañía coreana en smartphones. Dispone de una batería de 3220 mAh, que esperemos que ofrezca una autonomía interesante, siempre había sido el punto fuerte de la gama Note y ya el año pasado presentó una disminución de prestaciones.

La verdad es que el dispositivo parece realmente muy interesante y se sitúa como uno de los mayores cambios en los últimos años, ya que en este caso sí que nos ofrece una mejora funcional cuando tenemos el smartphone en una superficie horizontal, cuando trabajamos con el S-Pen y en diversas aplicaciones que se irán actualizando poco a poco para ofrecer una “barra de funciones” acorde a este panel lateral. Veremos los usuarios zurdos y cómo se podrán acoplar a un panel claramente orientado para diestros.

Al final como podemos ver el en vídeo se tratan de dos pantallas en una, funciones diferenciadas la mayor parte de las veces para lo que parece solo un panel. Además el dispositivo contará con fundas específicas para potenciar las virtudes de este panel lateral y así aprovechar el bajo consumo de los paneles OLED utilizando colores negros y grises. El precio del Samsung Galaxy Note Edge a día de hoy es una incógnita, pero tratándose de un dispositivo tan diferente seguramente su precio no vaya a ser “económico” ni dentro de la gama alta.