Mil millones de usuarios no son poca cosa. Es por ello que las marcas utilizan cada vez más Instagram para darse a conocer o ampliar su cuota de mercado. Y aunque la red social permite hacer publicidad, son pocos los que utilizan esta opción, la gran mayoría prefiere que sean otras cuentas las que promocionen su producto. En este artículo intento responder la siguiente interrogante: ¿Cuánto vale una publicación en Instagram?

Primero tienes que saber que existen básicamente cinco tipos de famosos en Instagram, y de acuerdo al grupo, la paga difiere sustancialmente.

Los primeros son los íconos. Aquí están los súper famosos. Básicamente son cantantes y actores del primer nivel y se estima que cobran alrededor de 21 000$ por publicación.

En segundo lugar tenemos a los pioneros, aquellos que destacan en una actividad en particular. Estos famosos de las redes sociales tienen en promedio 2.8 millones de seguidores y son los mejores pagados, cobrando hasta 32 400$ por post. En este grupo encajan gamers, youtubers y viajeros.

No podemos hablar de cuánto vale una publicación en Instagram sin mencionar a los influencers, que con un promedio de 853 000 seguidores, cobran alrededor de 25 700$ por publicación. Una cifra nada despreciable.

También hay espacio para los más pequeños. Los micro influencers promedian 221 000 fans y cobran 8 000$ por publicación. Y los Super micro influencers, que son los últimos en la cadena alimenticia, cobran 1 500$ por cada publicidad que hacen llegar a sus 50 000 seguidores.

¿Cuánto puedes cobrar tú?

Ya sabemos cuánto vale una publicación en Instagram. Seguramente ahora querrás saber cuánto podrías cobrar tú por hacer publicidad en tu cuenta. Te lo tengo. Gracias a esta web, es posible conocer el precio de nuestras publicaciones. Basta con introducir el nombre de tu cuenta para que te arroje un precio promedio basado en el número de seguidores que tengas y en su interacción contigo.

Así que si tienes unos cuantos miles de seguidores en Instagram y no estás haciendo dinero, es más por no querer que por no poder.