segunda temporada de Castlevania

La tecnología nos acompaña en nuestra evolución natural como especie. Sin ella sería imposible entender lo que somos hoy en día, ya que sin duda la tecnología influye en la sociedad. Tanto así que no hay una sola área de nuestra cultura que no se haya visto influenciada por ella, y los deportes no son la excepción. En este artículo queremos hablarte de la tecnología en el fútbol: cómo lo ha influenciado, la manera en que hoy día se relacionan y hacia dónde van.

La tecnología en el fútbol: breve resumen histórico

Aunque históricamente el fútbol no ha abrazado mucho a la tecnología, es cierto que esta última siempre ha hecho todo lo posible por caerle bien. El deporte rey no sería lo mismo sin inventos como la radio, la televisión o incluso el internet, que permitieron darlo a conocer y masificarlo, creando pasiones en millones de personas en los rincones más solitarios del mundo que disfrutan del fútbol en segunda persona viendo o escuchando los partidos y por otra parte en primera persona, al ganar una puesta del mundial realizada a través de internet.

También es necesario recordar la forma en que ha ido cambiando todo el equipo requerido para practicar el deporte. La aplicación de la tecnología en el fútbol ha permitido que los balones sean ahora más livianos y precisos (hay sus excepciones) que los primeros elaborados de manera artesanal con cuero. La misma ropa deportiva evoluciona a un ritmo descomunal para hacerse más agradable a los deportistas, si no me crees sólo revisa un partido de hace tan solo 10 – 12 años y notarás la diferencia.

¿Cómo estamos a día de hoy?

Me atrevo a decir también que, gracias a las redes sociales como Twitter e Instagram, los juegos de fútbol ahora se viven tres veces: antes, durante y después del partido.

En los últimos años, la tecnología en el fútbol ha venido tomando un papel cada vez más determinante. El conocido Ojo de Halcón y videoarbitraje son avances que ya estaban presentes en otros deportes pero que el balompié se negaba a incorporar para no dañar la mística. Finalmente el progreso se ha impuesto y las transmisiones de los partidos se asemejan cada vez más a la de deportes como el Fútbol americano, el cual presenta muy poca resistencia a la incorporación de cambios.

¿Qué viene en los próximos años?

Lo que más suena entre los entendidos es la implementación de ropa con sensores que será usada por los futbolistas y que proveerá al usuario, al cuerpo técnico y a los televidentes de todo tipo de información como: la frecuencia cardíaca, velocidad de desplazamiento, transpiración, terreno recorrido, etc.

También se cree que serán muy comunes las cámaras ajustadas a las prendas de los futbolistas, que permitirán a los espectadores tener una perspectiva del encuentro desde el punto de vista de los protagonistas.

Aunque la aplicación de la tecnología en el fútbol está repleta de beneficios, no son pocos los detractores. Los más conservadores afirman (y con toda razón) que estos avances abrirán una brecha muy grande e insalvable entre el fútbol de máxima competición y el amateur. Los millones de jugadores fanáticos no tendrían la oportunidad de arbitrar una jugada por video o de contar con el ojo de halcón, por sólo citar unos ejemplos.

¿Y tú? ¿Eres partidario de que se aplique la tecnología en el fútbol? Déjanos tu respuesta en lo comentarios.