Google Pixel Buds

Los asistentes virtuales como Google Assistant, Alexa o Siri son tan inteligentes como la tecnología actual lo permite. Detrás de estos nombres, se encuentran una serie de complejos algoritmos que se encargan de hacer, casi todo, lo que les pidamos.

Google, Amazon y Apple han invertido una gran cantidad de dinero en sus respectivos asistentes virtuales, primero, para convertirlos en referencia, y segundo para sacar beneficios de estos.

Sin embargo, pese a todo lo inteligentes que sean los asistentes virtuales, y sin importar todo lo que puedan hacer por nosotros, parece que en realidad los utilizamos para tareas más que sencillas.

Lo más interesante de todo, es que no hay una clara diferencia entre el nivel de uso de los usuarios, es decir, no sucede como en los móviles, donde hay usuarios más avanzados que otros.

En el caso de los asistentes virtuales, el patrón de uso pareciera ser más homogéneo, y donde todos los usuarios por igual, los utilizan para casi lo mismo, de acuerdo al estudio hecho por Cod Compoterlove y Adobe Analytics.Google Assistant

El uso más avanzado está limitado a preguntarle a los asistentes virtuales sobre recetas de cocina, y nada muy complicado, más bien son del tipo “cómo hervir un huevo”. Una característica que solamente es utilizada por un 20% de los usuarios de estos dispositivos.

De acuerdo con estos estudios, el mayor uso que le damos a los asistentes virtuales está relacionado con la reproducción de música, escuchar las noticias, o preguntar sobre el tiempo, seguido por un bueno número de personas quienes preguntan por su itinerario de viajes, o para escuchar audiolibros. Otra de las funciones más utilizadas, es la de establecer recordatorios.

El estudio también iba un poco más allá y preguntaba a los participantes sobre qué funciones podrían hacer mejores a los asistentes virtuales, la gran mayoría respondió que quería ayuda con chites, traducción y citas.

Algo que demuestra el parcial desconocimiento que se tiene sobre este tipo de tecnología, ya que, aunque malos, todos los asistentes virtuales son capaces de decir chistes, así como también traducir cualquier cosa que le pidamos. Lo de las citas, ya eso es otro tema.

Este comportamiento pareciera ser normal, y pertenece al proceso de comprensión, adaptación y adopción de las nuevas tecnologías, esperemos que en el corto plazo hagamos un mayor uso de todo lo que nos ofrecen los asistentes virtuales, o toda la inversión que se ha hecho no habrá servido para nada.

¿Qué uso le das a los asistentes virtuales?