Hace apenas un mes te contamos cómo los empleados de Google se revelaron en contra de que su compañía estuviese trabajando con el gobierno norteamericano en el desarrollo de tecnología militar a través del Proyecto Maven. Parece que los altos jefes de Amazon no aprendieron nada de todo este escándalo. Se ha filtrado la información de que la empresa le ha vendido al gobierno de Trump Rekognition, una tecnología de reconocimiento facial que será usada, entre otras cosas, para deportar más eficazmente a los inmigrantes ilegales.

Nada más conocerse la colaboración, los empleados de Amazon se han hecho sentir. Según indica The Verge, han mandado una carta al CEO y fundador de la compañía, Jeff Bezos, en la que manifiestan su disconformidad y sus temores de que la tecnología pueda ser utilizada en contra de activistas pro derechos humanos como Black Lives Matter.

“Como amazonianos concienciados demandamos la posibilidad de elegir qué construimos y cómo se utiliza” se puede leer en la carta que está circulando en la intranet de la compañía.

Rekognition, un arma de doble filo

Pese a que son conscientes de que el uso de Rekognition puede ser muy beneficioso para la seguridad del ciudadano común, también saben que, en las manos equivocadas, es bastante peligroso. De esta forma, aseguran que “No tenemos que esperar para saber cómo se usarán estas tecnologías”, y hacen una comparación con lo que sucedió con la colaboración de IBM con los nazis: “IBM no se responsabilizó entonces y cuando comprendieron su papel, ya era demasiado tarde”, se lee en la carta. “No dejaremos que esto vuelva a suceder.”

En los últimos días Estados Unidos ha ocupado todas las primeras páginas por la brutal e inhumana forma en que están siendo separadas las familias en la frontera con México. Que Amazon se vea involucrada de alguna manera en este escándalo, no hace sino disminuir el valor neto de la compañía. Esperamos que recapaciten tempranamente y den marcha atrás a la colaboración. De otra forma, Rekognition podría suponer un revés muy grande para una de las compañías más rentables del mundo.