Razer Blackwidow TE Chroma V2, Análisis

Cada día, la oferta de teclados mecánicos que vemos en el mercado es más variada. Tenemos diferentes configuraciones, personalizaciones, diferentes modelos de switch con sus diferentes sensibilidades… un gran número de variantes que nos harán pensar en nuestra forma de utilizar el teclado y si realmente necesitamos algo diferente a lo que estamos acostumbrados.

Hoy, como muestra de una de esas posibles variantes, traemos el Razer Blackwidow TE Chroma V2. Detrás de este kilométrico nombre se esconde un teclado mecánico, con los switches amarillos de Razer, un tamaño compacto (layout tenkeyless) y compatibilidad con la iluminación Chroma a través del software Razer Synapse.

Vamos a darle un pequeño repaso para saber si podría ser el teclado ideal para vosotros.

Diseño

Lo primero que nos llama la atención, y uno de los factores que más deberemos tener en cuenta si nos decidimos por este teclado, es su layout. Como decimos estamos en un formato llamado tenkeyless, lo que viene siendo sin teclado numérico. Este primer punto que destacamos seguramente eche para atrás a un gran número de usuarios, pero cada producto tiene su nicho de mercado.

Este formato más compacto resulta cómodo para aquellos que tenemos muchos periféricos sobre el escritorio, incluso para los que tenemos periféricos que podrían suplir, con más o menos carencias, ese teclado numérico, como puede ser un Razer Naga, o cualquier otro ratón con botonera lateral. De echo, en este intento por ahorrar espacio no tendremos ni un panel de notificaciones para indicar si el bloqueo de mayúsculas está activo, sino que nos lo indicará con la propia iluminación del teclado.

También es un buen formato para transportar (por ahí irá un poco también el tema de TE que significa Tournament edition), factor que se ve favorecido por la posibilidad de retirar el cable USB. Podremos meterlo en una mochila evitando las dobleces en las conexiones que siempre derivan en averías.

Fijándonos en el acabado vemos que la fabricación es en plástico, teniendo dos acabados, uno en negro, como el que el que estamos analizando, y una edición especial en rosa (Quartz Pink). De acabado sólido y aspecto robusto. El backplate es metálico y esta pintado de blanco resaltando la excelente iluminación que plantea Razer en sus periféricos.

Los keycaps, fabricados en plástico ABS, tienen el típico anclaje en cruz, por lo que serán compatibles con la mayoría de fabricantes del mercado. Algo útil si tenemos pensado llevar el tema de la personalización de nuestro teclado un paso más allá.

Por último nos queda hablar del reposamuñecas magnético, igual al que veíamos en el Ornata. Acabado en piel sintética resulta muy cómodo y, como decíamos en el caso del Ornata, solo nos queda esperar a ver como resiste el paso del tiempo.

Rendimiento

Como decíamos en nuestra breve introducción, este Razer Blackwidow TE Chroma V2 (intentaremos no volver a poner el nombre entero) utiliza switches Razer yellow (también podremos pedirlo con los switches verdes o naranjas). Un tipo de switch lineal y silencioso que, a pesar de que personalmente lo considero un poco blando de más, deja muy buenas sensaciones tanto para jugar como para trabajar.

Hace unos años los switches de Razer no gozaban de muy buena fama (su fabricante era Kailh), pero el cambio a Greetech, la verdad es que le ha sentado muy bien a los últimos modelos de Razer que hemos podido probar, y vemos una gran evolución en estos switches amarillos, con una actuación corta 1,2 mm, similares a los cherry speed.

Otro gran punto es la llamada “Instant trigger technology”, una nueva incorporación de Razer a este Blackwidow que provoca la reducción de la latencia en las pulsaciones típica de la mayoría de teclados mecánicos (debounce time). Esto es algo que notaremos solo en ocasiones muy puntuales, por ejemplo con movimientos rápidos en videojuegos, donde sentiremos una mayor ligereza, pero es algo que sabrán apreciar esos jugones obsesionados con reducir el lag por todos los medios.

Como siempre la configuración y personalización de los productos de Razer la realizaremos desde el software Synapse, con las características que ya vimos en tantas ocasiones como son la configuración de macros, activar el modo de juego o la excelente personalización de la iluminación que siempre nos ofrece Razer y su integración con diferentes aplicaciones y juegos.

Conclusiones

Cuando los teclados mecánicos volvieron con fuerza al mercado, parecía más una cuestión de modas que una necesidad real para el sector gamer. Pero la continua evolución que están presentando nos abren un gran abanico de opciones tanto en tacto, sonido, personalización o formato.

Con esta nueva edición de Razer Blackwidow TE tenemos un teclado de tamaño compacto (con un extra de almohadilla muy cómoda), y unos switches de actuación corta y recorrido libre y silencioso. Además añadimos el sinfín de opciones de configuración que nos ofrece Synapse y una integración con el sistema Chroma si disponemos de más dispositivos compatibles en nuestro escritorio.

Seguramente, y sobretodo por su layout tenkeyless (sin teclado numérico), este no sea un teclado para todo el mundo, pero sin duda es una gran opción para aquellos que busquen un teclado mecánico compacto ya sea para trabajar o para jugar.

¿Qué os parece esta nueva versión del Blackwidow TE que nos ofrece Razer? Esperamos vuestras opiniones.

Razer Blackwidow TE Chroma V2

Razer Blackwidow TE Chroma V2
8.8

Diseño

8.0 /10

Software y configuración

9.0 /10

Rendimiento

9.5 /10

Calidad / Precio

8.5 /10

Pros

  • Un nuevo formato que poder elegir siempre es un gran punto a favor
  • La iluminación es excelente, lo habitual en los últimos productos de Razer
  • Los switches amarillos nos parece una alternativa muy interesante, y si no siempre tenemos los verdes o naranjas como opción más tradicional

Contras

  • Si el teclado encaja con el perfil que buscas no veo ningún punto negativo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.