Razer Blackwidow Chroma V2, análisis

Cada día es más común encontrarnos un teclado mecánico en nuestras configuraciones de escritorio. Muchas veces por continuar una moda, o una tendencia y otras veces por cubrir necesidades reales de los usuarios. ¿Qué nos aportan este tipo de teclados, y, en concreto, esta nueva V2 del Blackwidow Chroma de Razer? Vamos a dar un repaso a sus características más destacadas.

Diseño, Razer apuesta por la línea continuísta del Blackwidow

Es cierto que la familia Blackwidow de Razer ha pasado por un gran número de modelos diferentes. Pero todos tienen un diseño muy similar a simple vista.

Muchos de estos cambios que han llegado a la V2, los hemos visto en modelos como el Ultimate Chroma, como pueden ser las teclas macro del lateral, o el fondo reflectante para dar una iluminación más brillante.

También tenemos un reposamuñecas acabado en piel sintética, como el que veíamos cuando analizábamos el Ornata Chroma. Este reposamuñecas se une también al Blackwidow mediante imanes, y fuerza al teclado a ser un poco más grueso que las versiones anteriores.

Tenemos también otros cambios respecto a algunos modelos anteriores, como son la tipografía o la ventana de los testigos de estado, en al que creo que se podía haber buscado un diseño algo más arriesgado, o una capa gomosa de acabado más gruesa, que da un tacto diferente a la superficie del teclado.

Vemos novedades también en el lateral derecho, donde encontramos un USB 2.0 y un minijack de 3.5 que combina auriculares y micro. En versiones anteriores estos conectores estaban por separado, si esto es una ventaja o un inconveniente dependerá de los periféricos de cada uno, pero es algo que se soluciona fácilmente con un conector. Quizás no vendría mal algún otro USB más, o un lector de tarjetas incorporado en ese lateral.

Por lo que respecta al cable nos encontramos con un grueso cable trenzado de algo más de 2 metros de longitud, con 2 salidas USB (una para el teclado y otra para el hub) y un macho minijack de 3,5 combinado.

Software y rendimiento

Con respecto al software tenemos que hablar de nuestro viejo conocido, el Razer Synapse. A la espera de la nueva versión Synapse Pro, la cual hemos podido probar durante nuestro análisis del Razer Lancehead, seguimos disfrutando de las mismas características que veíamos en el Ornata Chroma.

Podremos personalizar nuestro Blackwidow V2 tanto en configuración de macros, modos de juego, configurar perfiles,… como dar el toque de color que más nos guste con los ajustes predefinidos de iluminación, o crear nustro propio efecto con el completo configurador Chroma. Todo un arte.

Remordamos también que este efecto estético de iluminación puede convertirse en una ayuda a través de las aplicaciones Chroma o los juegos compatibles con esta. Aportando ciertos efectos en nuestro teclado que nos indican cuando tenemos poca vida, tenemos una habilidad disponible o ayudándonos a identificar nuestro bando. Pequeños detalles que ayudan mucho a la integración en el juego.

Técnicamente, no cambiaremos demasiado con respecto a versiones anteriores. Tenemos 3 versiones de switches disponibles a la hora de elegir el Blackwidow V2. En esta ocasión hemos probado la versión Razer Green con 50 gramos de fuerza de actuación, respuesta táctil y sonido clicky que soportan 80 millones de pulsaciones, capacidad anti ghosting de 10 teclas (10-Key Rollover, para lo cual se generan varios teclados virtuales), cinco teclas para macro dedicadas y 1 ms de tiempo de respuesta (ultrapolling de 1000 Hz).

Además de estos interruptores Razer Green tenemos también los naranjas “tactile and silent” y los amarillos “linear and silent”. La elección de un modelo u otro depende mucho de gustos. Si te gusta sentir el punto preciso de activación del teclado deberías decantarte por los verdes o naranjas, y si prefieres un teclado silencioso los naranjas o los amarillos. Dependerá mucho de cada usuario el elegir un tipo de interruptor, o swich, u otro.

Conclusiones

¿Debería hacerme con un teclado mecánico? Pues como buen gallego te diré… depende. El teclado mecánico, más allá de la moda gaming que cada día se extiende más, no nos aporta ninguna ventaja tan determinante en nuestro día a día. Es más cuestión de sensaciones o de preferencias.

Si, por ejemplo, trabajamos, o jugamos, en un entorno donde hay más gente, seguramente preferiremos evitar los interruptores verdes, que son más ruidosos. O si preferimos un recorrido libre de la tecla, sin esa sensación de la activación tan marcada, deberíamos optar por los amarillos. También tenemos otras opciones que mezclan teclado mecánico y membrana, como el Ornata Chroma, que nos ha gustado mucho.

También tenemos las teclas macro, una ventaja para algunos, una incomodidad para otros, ya que más de una vez se nos puede ir el dedo a la M5 cuando buscamos el Control izquierdo.

Como decimos, muchos detalles son cuestión de gustos y preferencias. Pero si hay un apartado en el que el Blackwidow destaca sobre la media es en el apartado de iluminación. Tanto por configuración a través de software como por diseño de los leds y el fondo reflectante. El resultado son unos colores intensos, muy vivos y uniformes, que junto con la integración Chroma nos dan un acabado perfecto.

Por poner una pega al apartado de iluminación podemos decir que los símbolos secundarios que aparecen en la tecla en la zona central no se iluminan, y en un entorno a oscuras puede que nos cueste un poco utilizar un símbolo que no tengamos demasiado localizado. Un mal menor que otros fabricantes solucionan poniendo la iluminación en el centro de la tecla, pero que Razer ha preferido no utilizar para mantener la compatibilidad con los “cupkeys” con el conector en forma de cruz como la que utilizan los conocidos Cherry MX.

Un factor a tener en cuenta es el económico. El Blackwidow Chroma V2 es un teclado que cuesta unos 180€ en su versión estándar y sobre 150€ en la versión Tournament (sin teclado numérico y sin macros). Unos números que no están al alcance de todos los bolsillos, por lo que deberemos probar antes e intentar estar seguros de que es el adecuado para nosotros antes de realizar un desembolso como este.

¿Qué os parece esta nueva versión del Razer Blackwidow Chroma? ¿Cuál es el periférico que creéis que más marca la diferencia a la hora de jugar?

Razer Blackwidow Chroma V2

Razer Blackwidow Chroma V2
8.3

Diseño

7.5/10

Software/Personalización

9.0/10

Rendimiento

9.0/10

Relación calidad/precio

7.5/10

Pros

  • Posibilidad de elegir entre 3 tipos de interruptores.
  • La iluminación es sobresaliente. De lo mejor que encontramos en el mercado.
  • Incluir el reposamuñecas y el llavero con el switch de prueba es un gran detalle.

Cons

  • Algún USB a mayores o un lector de tarjetas reforzaría su uso como HUB.
  • El precio es algo elevado para la mayoría de los usuarios.

*

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies