Razer Firefly, análisis

Razer Firefly

Las luces led invaden nuestros escritorios. Las encontramos en teclados, ratones, auriculares,… e incluso en nuestras alfombrillas, como podemos ver con Razer Firefly.

¿Qué nos aporta este nuevo paso de Razer Chroma? ¿Es simplemente una función estética? ¿O nos ofrece algún tipo de ventaja extra? Vamos a darle un pequeño repaso en nuestro análisis.

Diseño

Existen dos modelos de Razer Firefly, una versión de acabado en tela y otra plástica, que es la que tenemos con un acabado superior microtexturizado.

El aspecto a primera vista es muy similar a otras alfombrillas rígidas, con unas medidas de 35.5×25.5×0.4 milímetros y un peso de unos 380 gramos.

La superficie superior presentará un color negro mate, con las esquinas redondeadas y el logo de Razer en la esquina superior derecha, y un pequeño filo acabado brillante. La parte posterior presenta una base de caucho con acabado texturizado para una mejor adherencia.

En el margen superior vemos como la alfombrilla presenta un regruesamiento, que es de donde parte el cable de conexión USB de algo más de 2 metros de largo, con el que conectaremos la alfombrilla.

El pequeño toque diferencial de esta alfombrilla con respecto a las demás lo da la iluminación, y es que, salvo por la zona de conexión, el resto de la alfombrilla estará rodeada de una tira de iluminación led. Esta, al igual que la iluminación del logo, la podremos controlar desde el software Razer Synapse, utilizando la amplia personalización a la que estamos acostumbrados.

Rendimiento

El rendimiento de una alfombrilla es algo complejo de medir. Debemos fiarnos de algún software de ratón que nos mida la calidad de la superficie, pero más allá de estos test nos quedamos con las sensaciones ofrecidas por Razer Firefly durante nuestras horas de juego y trabajo, y han sido excelentes.

El deslizamiento del ratón es ágil y la precisión máxima. No notamos ningún pequeño salto o vibración del ratón al desplazarlo por su superficie.

Personalmente tengo una pequeña pega, y es que, acostumbrado a alfombrillas con almohadilla (tipo Véspula de Razer), se me hace algo dura para el apoyo de la mano. Cuestión de costumbres.

Otra pequeña pega es que no se haya aprovechado la zona de conexión del cable para introducir un pequeño hub USB. Parecería un lugar idóneo para enchufar un pendrive, o el sensor de un ratón inalámbrico, además de recuperar así el hueco que ocupa la alfombrilla para los que vamos escasos de USB libres.

Software

La iluminación de esta alfombrilla la controlaremos a través de Razer Synapse, el software que centraliza todos los periféricos de Razer, y del que está próxima su nueva versión con un gran lavado de cara.

En este caso, como es lógico, solo controlaremos las opciones de iluminación, que podremos como siempre asignar a nuestros perfiles. Tenemos los efectos de respiración, ciclo spectrum, estático o carrera, pudiendo elegir el sentido de giro o los niveles de brillo.

La opción que me parece más interesante es la integración con las aplicaciones Chroma. No solo por los juegos más conocidos, como Overwatch o Diablo III (en los que la iluminación se sincronizará con acciones del juego), sino porque cada día existen un mayor número de aplicaciones con las que podemos desde jugar al mítico juego de la serpiente directamente con la iluminación de nuestro teclado, hasta convertir nuestro escritorio en un ecualizador con todos nuestros periféricos compatibles sincronizados. Un puntazo.

Conclusión

Razer Firefly es el típico dispositivo del que todos decimos… ¿Para qué quiero yo eso? Pero que una vez tenemos, nos encanta. Su función como alfombrilla lo cumple de forma perfecta y el plus de su integración con Chroma lo convierten en un dispositivo excelente siempre que estemos dispuestos a un fuerte desembolso económico.

Y es que no debemos olvidar que estamos hablando de una alfombrilla de ratón, y los 75 euros que ronda habitualmente en tiendas como Amazon la convierten en un capricho bastante caro. Personalmente recomiendo esperar a alguna oferta, que suele bajar hasta los 65 euros aproximadamente, si es que queréis haceros con una.

¿Os ha gustado esta Razer Firefly? ¿Estáis dispuestos a hacer ese desembolso por un dispositivo de estas características? ¡Esperamos vuestras opiniones!

Razer Firefly

Razer Firefly
80

Diseño

8/10

    Rendimiento

    9/10

      Calidad/Precio

      7/10

        Pros

        • Rendimiento. La superficie de uso es amplia y la suavidad y precisión que ofrece al ratón perfectas.
        • Personalización. Un pequeño capricho para personalizar nuestro "setup" sobre todo si lo completamos con otros gadgets Razer Chroma

        Cons

        • Es una pena el no haber aprovechado para introducir un pequeño hub USB en la conexión.
        • No es un producto para todos los bolsillos. Si quieres algo diferente, hay que pagarlo.

        *

        Top

        Uso de cookies

        Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

        ACEPTAR
        Aviso de cookies