Samsung Galaxy S8 y Samsung Galaxy S8+, gran continuidad interior

Samsung Galaxy S8

Seguimos con los artículos sobre los nuevos terminales de Samsung, el Samsung Galaxy S8 y el Samsung Galaxy S8+, dos terminales que la verdad es que por diseño nos encantan, parecen dos terminales realmente increíbles en el apartado estético, pero que si miramos un poco más allá, si le damos un repaso a su interior y a sus especificaciones, vemos una gran línea de continuidad en todo el hardware, más allá de los pasos “obligatorios” entre generaciones, pero con pocas innovaciones,

Ya os hemos hablado de la cámara de manera individual, y hemos visto que tiene una gran continuidad, no solo con el Samsung Galaxy Note 7, sino ya con el Samsung Galaxy S7 y el Samsung Galaxy S7 Edge. Aunque está claro que hay una mejora en los procesadores que estarán disponibles, el último Exynos y el último Snapdragon, como en las últimas generaciones de Samsung, y 4 GB de RAM, igual que en el Samsung Galaxy Note 7. Procesadores más modernos, que prometen ser más eficientes, pero en los que no hay grandes diferentes de rendimiento respecto al año pasado.

Samsung Galaxy S8

Nos toca hablar de otro apartado importante como es la autonomía, aquí más que un “avance” propio de la generación, sobre el papel, vemos un posible paso atrás, mientras el Samsung Galaxy S8 tiene 3.000 mAh con 5,8 pulgadas, el modelo del año pasado tenía 3.000 mAh para 5,1 pulgadas, y el Samsung Galaxy S8+ tiene 3.500 mAh para 6,2 pulgadas y el Samsung Galaxy S7 Edge tenía 3.500 mAh para 5,5 pulgadas, aquí la verdad es que las dudas son bastante grandes, y si estos dos terminales ofrecían un dia o un día y algo para el modelo más grande, nos resulta difícil pensar que podremos plantearnos más de 1 día de uso en cualquiera de los modernos.

Donde tampoco parece que va a haber grandes cambios es en la pantalla, tenemos algo más de resolución, pero el cambio es proporcional, pantallas más altas que ganan píxeles en esa dirección, pero que mantienen el ancho, pantallas más grandes en los dos casos, con la misma tecnología del panel y pocas novedades por parte de los coreanos, no han comentado ningún cambio al respecto, así que parece que estaremos disfrutando de paneles de calidades similares.

Samsung Galaxy S8

Respecto al resto de detalles, sí que hay pequeños cambios, tenemos Bluetooth 5.0 y algunos pequeños detalles más, pero vemos que como resumen a nivel de autonomía, cámara y pantalla casi no hay diferencias, en el hardware nos mantenemos bastante, y el _software, con una capa de personalización más limpia y Bixby, y el diseño, parece que son las únicas apuestas en las que Samsung ha decidido innovar para este 2017. ¿Y tú qué opinas? Yo creo que han ido a “asegurar”, y posiblemente no necesiten más…

*

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies