MacOS sin interfaz táctil, ¿se ha quedado Apple atrás con su sistema operativo?

MacOs de Apple

Llevamos unos días rapasando los últimos lanzamientos tecnológicos de Apple y Microsoft, sus dispositivos, sus novedades, su capacidad de innovación y los problemas que intentan solucionar algunos de ellos –o al menos a algunos nos da esa impresión, y si no nos la da, estamos aquí para que parezca que sí y poder hablar mal de ellos, que cuando se critica a la gente se le hace daño y entra en el blog para comentar e insultarme–.

Hoy os vamos a hablar de MacOS, el sistema operativo para escritorio de Apple, ese que dominaba los entornos profesionales de la mayor parte de profesionales liberales no hace mucho, y que era el referente para los demás, y el espejo que todos miraban. Si hace unos años preguntas qué tal tu sistema operativo, entre los usuarios de MacOS las respuestas eran mucho mejores que los usuarios de Windows –mención aparte de otros sistemas operativos mucho más minoritarios, y orientados a públicos más concretos–.

Apple Pencil

Pero la realidad es que la cosa ha cambiado bastante en los últimos años, aunque es cierto que el usuario básico de Windows tuvo problemas con Windows 7, Windows 8 y, en menor medida, con Windows 8.1, en la actualidad, con Windows 10, los usuarios están bastante contentos por sus funciones y capacidades. Es cierto que la interfaz táctil de Windows 10 la usa poca gente, no hay muchas tabletas o convertibles con esta capacidad, pero es sin duda, uno de los puntos diferenciales para ofrecer nuevos dispositivos por parte de los fabricantes cuando se atreven a montar Windows 10. Lo vemos en convertibles, el tabletas, y ahora hasta en algún all-in-one –con todos los periféricos.

Por contra cuando hablamos de Apple y de su gran innovación en los últimos MacBook Pro, nos tenemos que quedar en un Touch Bar. Una pequeña pantalla OLED alargada que está en el sitio de las teclas de función de los actuales teclados que varía en función del usuario, los programas y las funciones necesarias. Seguramente sea muy útil, y está claro que a nivel de diseño queda bien, pero, ¿hasta qué punto podemos entender esto como una solución a un sistema operativo táctil? Hoy en día todo es táctil, una cámara de fotos, una tableta, un e-book, y Apple, la cual no apostaba por un sistema operativo de escritorio táctil, igual tiene que retroceder si quiere seguir el mercado.

MacOs

Acostumbrados a ser los que marquen el tempo en esto de la tecnología desde hace varias décadas, en especial en los últimos años, la vuelta al stylus –A.K.A. Apple Pencil– en su gama iPad Pro y la barra táctil de los nuevos MacBook Pro, parece que les hace ir un paso por detrás. Podríamos decir que es un intento de solucionar problemas relacionados con una falta de un sistema operativo táctil que permita al sector profesional –no olvidemos la coletilla “Pro” de los Macbook Pro o del iPad Pro– interactuar de una manera diferente y más intuitiva con sus equipos, algo que Microsotf tiene muy claro con Windows 10.

Seguramente si pensamos en una marca capaz de revertir estas situación todos pensemos en Apple, nos guste más o nos guste menos, siempre son capaces de ofrecer un poco más que los demás, aunque su precio sea superior, pero el hecho de estar por detrás y no por delante, es una novedad que no sabemos cómo llevarán. O igual todo lo que acabo de decir es mentira, y no quieren una interfaz táctil en su sistema operativo de escritorio –MacOS–, y confían en el iPad Pro como dispositivo para eso y en la Touch Bar como función para los próximos 5 años de sus MacBook Pro.

*

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies