Microsoft vuelve a la carga con el Nokia 216, ¿es el teléfono que esperábamos?

No se puede culpar a Microsoft de no haberlo intentado, ha hecho de todo para lograr posicionarse dentro del mercado de la telefonía móvil, pero entre el dominio apabullante de Android e iOS y el no tener claro cual va a ser la estrategia, se ha visto inmersa en una cadena de fracasos.

A todas estas, Microsoft tenía una carta ganadora bajo la manga, que nunca utilizó o más bien nunca quiso utilizar. Es verdad que quizás cuando Nokia pasó a formar parte de Microsoft ya había perdido algo de terreno en el mundo de los smartphones, pero esperanzas no faltaban para creer que volvería a ser un referente sabiendo que iba a contar con el apoyo de los de Bill Gates.

Sin embargo, a Nokia le pasó lo mismo que a la estrategia de la división de smartphones de Microsoft, nunca se tuvo realmente claro cuál iba a ser su papel, y los suecos terminaron diluyéndose en el tiempo.

Y ahora, ya a finales de 2016 con smartphones de pantallas 2K, con cámaras que ofrecen un rendimiento excepcional y a nivel general con un hardware tan potente que muchos de nosotros nos queda grande, a Microsoft se le ocurre lanzar el Nokia 216.

En un primer momento la expectativa en los que alguna vez fuimos dueños de un Nokia era máxima, hasta que nos dimos cuenta que el Nokia 2016 realmente no es el teléfono que estábamos esperando, y lo que es peor, no es un móvil que esté en linea con lo que estamos viendo actualmente.

El Nokia 216 es un teléfono básico, y que si nos ponemos exigentes no llega ni a la categoría de smartphone. Con apenas un par de cámaras de 0,3 megapíxeles, pantalla de 2,4 pulgadas con resolución QVGA y una autonomía de hasta 24 días (gracias al tipo de móvil que es), este nuevo intento de Microsoft nos desconcierta y nos deja más que fríos.nokia 216 caracteristicas-opinion-02

¿El Nokia 216 significa borrón y cuenta nueva para Microsoft?

Varias son las hipótesis que se manejan alrededor del Nokia 216 y sobre el tipo de móvil que es, una de ellas es la que sitúa a Microsoft y al teléfono en sí, tratando de ganar usuarios en mercados emergentes, como es el caso de India. Una estrategia que sería de alguna forma parecida a lo que pretende Android One.

Este nuevo plan estaría enfocado en atraer usuarios a Windows Mobile, así como utilizar el Nokia 216 como abanderado para recopilar información acerca de la aceptación de los nuevos dispositivos, sin embargo, aquí encontramos la primera piedra en el camino. ¿Qué sentido tiene atraer usuarios hacia un sistema operativo cuyos principales y únicos smartphones han sido dados por muertos?

Pensado de forma razonable y en frío, quizás sea una estrategia a muy largo plazo, donde el Nokia 216 sea el inicio de un camino que lleve a Microsoft – o Nokia – al lugar que se merece, y donde el rumoreado Surface Phone sea la guinda del pastel.

Si esto fuese así, sería un borrón y cuenta nueva para Microsoft en toda regla. Nueva estrategia, nuevos dispositivos, nueva marca, ¿iguales resultados?, esperemos que no.

Un comentario

*

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR