Motorola Moto X Play, probamos su cámara a fondo y te contamos sus secretos

Motorola Moto X Play Cámara

Hace unos años, y después de un pequeño período por el desierto Motorola, con Google detrás moviendo los hilos, volvió al mundo de la tecnología móvil con diferentes dispositivos muy interesantes. Estos nuevos terminales de la familia Moto tenían diferentes deficiencias dentro de sus gamas de precios, dependía del modelo pero había un apartado que en casi todos los terminales no acaba de convencer a los usuarios, la cámara. Desde el Motorola Moto X original, hasta el Motorola Moto G (2014), la experiencia fotográfica de la familia Moto era deficiente, por hardware limitado y por un software bastante malo.

Ya el año pasado el salto de calidad fue interesante, aunque seguía un paso por detrás de la competencia, la mejor experiencia que ha sido capaz de ofrecer Motorola la teníamos en el Google Nexus 6, con lo cual no lo podemos englobar dentro de esa familia Moto. En este año 2015 ya hemos podido confirmar que el Motorola Moto G de 3ª Generación ha dado un gran salto respecto a su antecesor, y se sitúa cómo uno de los mejores de la gama baja, ¿será capaz del Motorola Moto X Play de situarse cómo uno de los mejores de la gama media?

Motorola Moto X Play Cámara

En términos generales podemos decir que la experiencia que nos ha dejado el Motorola Moto X Play es satisfactoria, no es que sea magnífica pero la realidad es que el que compra esta gama de smartphones ya sabe a lo que se enfrenta, fotos con calidad en condiciones lumínicas buenas y fotos mejorables en las situaciones más complicadas. En general el dispositivo ofrece buena calidad en las imágenes, no tenemos problemas de definición, son 21 megapíxeles que con luz nos dan fotos muy grandes, aunque su definición al 100% sean peores que las de otros terminales del segmento, al final aquí sí que podemos echar mano de esos megapíxeles extra para conseguir fotos de tamaños parecidos con calidades similares.

Cuando analizamos otras partes de la fotografía más completas, no me he parado a mirar la profundidad de color en bits, la verdad es que ahí es donde empieza a sufrir, contamos con fotografías con un rango dinámico suficiente, el modo HDR nos ayudará a paliar algunas de esas fotos, pero en ese caso perderemos bastante definición al tratarse de una exposición larga –realmente hace dos fotos muy seguidas y une diferentes niveles para conseguir detalle en las sombras y no quemar los claros–. La fidelidad del color está bastante bien conseguida, como siempre dependerá también del monitor/pantalla donde veamos la foto. Y la temperatura de color la lee de manera correcta, quizás cuando haya problemas de diferentes luces, tugsteno, de descarga, incandescentes o fluorescentes dentro de la misma escena podemos encontrar algún tono amarillento o verdoso.

Por último en temas de calidad toca hablar del vídeo, en este caso contamos con resolución Full HD, con una pantalla en Full HD y viendo el mercado actual, podemos decir que estamos delante de una decisión inteligente por parte de Motorola. La estabilización del vídeo es regular, se nota que no contamos con estabilizador de imagen óptico y además la estabilización digital es “regular”, notamos un poco de “tembleque” en alguna escena. El enfoque en vídeo es correcto, bastante rápido en condiciones de buena luz, y lento y algo torpe cuando hablamos de condiciones cambiantes o con poca luz en la escena en general. El vídeo en cámara lenta también esta disponible pero en una resolución bastante baja, en concreto 540p, bastante lejos de lo que ofrecen terminales incluso de gamas inferiores.

El peor apartado de todo el aspecto fotográfico es sin duda el software, la aplicación de Motorola es muy deficiente, además de tener un aspecto complicado de entender, el tema de no tener disparador es bastante raro, además todo se selecciona desde un círculo que está escondido y no siempre queda del todo claro. Las funciones que tenemos son muy cortas, no hay una opción de exposición sencilla, sino que solo tenemos una opción con otro círculo, con el enfoque pasa algo parecido. No podemos escoger temperatura de color, ni ISO, ni prácticamente nada, tamaño de la foto, del vídeo, y un par de detalles más. La aplicación al menos es rápida pero como experiencia fotográfica deja bastante que desear.

Un comentario

  1. Carlos Flores said:

    Si le ponemos unos auriculares de Apple, y activamos la cámara, podemos tomar fotografías como en un iphone, presionando en medio del volumen de los auriculares de apple, no se si esto ya lo sabían, pero yo lo acabo de descubrir… ;P

*

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies