Grooveshark cierra

Algunos de vosotros, los que menos tiempo llevéis en esto del streaming, no conoceréis Grooveshark como una de las mejores alternativas de este tipo para escuchar música durante los últimos seis años, pero la empresa Escape Media, ya era un referente antes de que otros como Spotify entraran en nuestras vidas de una manera rápida y profunda.

Grooveshark era un servicio parecido, pero que tenía una serie de diferencias, menos limitaciones para reproducir música desde cualquier sitio, aunque durante algunos períodos era parecido, un catálogo bastante peor a nivel de “orden y limpieza”, un servicio completamente gratuito para las versiones de escritorio sin ningún tipo de restricción o pago y, sobretodo el hecho diferencial y el cual ha hecho que tenga que cerrar sus puertas, ningún tipo de acuerdo con discográficas para poder utilizar su contenido en streaming.

Desde el primer momento esta falta de acuerdos hizo que Grooveshark peleara con casi todas las grandes discográficas para eliminar sus servidores, o utilizar otro tipo de servicio diferente, pasando por caja claramente. Después de seis años de disputas y con algunos acuerdos por el medio, ayer la empresa Escape Media se ha visto obligada a cerrar el servicio, borrando servidores, cuentas en redes sociales y desactivando toda la plataforma que tenían para ofrecer el servicio de música en streaming.

Al final el juicio se ha resulto con un acuerdo “beneficios” para Escape Media y Grooveshark, ya que la compañía no tendrá que pagar una multa, que ascendía casi a 400 millones de dólares por el hecho de cancelar el servicio, pero en el caso de incumplir el acuerdo, la multa será automática de 75 millones de dólares. Los últimos alegatos de Escape Media eran que son los propios usuarios los que suben las canciones a Grooveshark y que ellos no son responsables –utilizando el ejemplo de YouTube como argumento–, pero parece ser que finalmente se ha demostrado que ellos mismos han subido miles de canciones y discos a sus servidores, incumpliendo así derechos de autor.

En una carta, Escape Media y Grooveshark, han pedido perdón por el daño ocasionado a la industria musical y recomienda el uso de este tipo de servicios de carácter legal. Aquí os dejamos la carta original de la empresa:

Dear music fans,

Today we are shutting down Grooveshark.

We started out nearly ten years ago with the goal of helping fans share and discover music. But despite [the] best of intentions, we made very serious mistakes. We failed to secure licenses from rights holders for the vast amount of music on the service.

That was wrong. We apologize. Without reservation.

As part of a settlement agreement with the major record companies, we have agreed to cease operations immediately, wipe clean all the data on our servers and hand over ownership of this website, our mobile apps and intellectual property, including our patents and copyrights.

At that time of our launch, few music services provided the experience we wanted to offer ­and think you deserve. Fortunately, that’s no longer the case. There are now hundreds of fan friendly, affordable services available for you to choose from, including Spotify, Deezer, Google Play, Beats Music, Rhapsody and Rdio, among many others.

If you love music and respect the artists, songwriters and everyone else who makes great music possible, use a licensed service that compensates artists and other rights holders. You can find out more about the many great services available where you live here: http://whymusicmatters.com/find-music.

It has been a privilege getting to know so many of you and enjoying great music together. Thank you for being such passionate fans.

Yours in music,
Your friends at Grooveshark”

Sin duda un duro palo para los servicios en streaming de tipo gratuito que pierden aquí a un gran rival, sin duda estar fuera de la ley está mal, pero los usuarios ahora nos quedamos con un Spotify solo en el mercado, necesitamos algo más…