Si alguien aún no tenia claro que Microsoft tiene algunas que otras pesadillas con la palabra Chromebook, creo que con la llegada de los últimos ordenadores Windows de HP podría queda zanjada esa duda. Y es que este tipo de ordenadores de Google está mordiendo, y cuanto, el mercado de la tecnología, en un nicho de portátiles/netbook que parecía en caída libre, y a la que los Chromebook han dado una respuesta contundente con simpleza, buen diseño y, sobre todo, precios rompedores.

Una empresa como Microsoft no podía quedarse de brazos cruzados ante tales cifras de decrecimiento, y ha decidido pagar con la misma moneda. Junto a un fabriante como HP, del cuál ya os adelantábamos lanzaría sus nuevos productos en poco tiempo, han presentado dos nuevos productos de portátiles con Windows 8.1 a un precio devastador.

Los nuevos HP Stream llegan por las cantidades de 199 y 230 dólares, con pantalles HD de 11,6 y 13,1 pulgadas respectivamente. Poco o nada se conoce aún de las especificaciones técnicas de ambos productos, más allá de que  llegarán con la última versión del sistema operativo Windows 8.1, procesadores dual-core y una duración de bateria alrededor de las 8-10 horas.

hp-stream-windows-8-1

Con el lanzamiento tan esperado de la nueva versión de Windows, Windows 9 o Windows TH, es de preveer que los ordenadores centrados en un entorno de escritorio den un salto adelante y, si a ello le unimos un precio sumamente atractivo, puede que la empresa de Redmon consiga corregir una tendencia que nos le está haciendo ningún bien.

Al final parece que aquello de que la competencia siempre es buena para el consumidor, que provoca que los diferentes fabricantes evolucionen y mejoren hacia las verdaderas necesidades de los usuarios, va a ser cierto. Google lanzó una apuesta arriesgada pero que ha dado sus frutos.  La pelota, ahora en el tejado de Microsoft, podría volver a sufrir un nuevo cambio de manos si estas próximas Navidades la empresa vuelve a posicionarse como una referencia para cualquier persona, y no como una alternativa tal y como sucede en algunos de los mercados en los que opera. Veremos.